Río Cuarto | Llamosas | intendente | ciudad

4 años de Llamosas: 1 obra cada 10 días pero con déficit en servicios

El balance arroja más de 135 obras y la ampliación del servicio de salud. Críticas por la basura y la deuda.

Tras haber cumplido cuatro años de gobierno, el balance de la gestión del intendente Juan Manuel Llamosas muestra más de 135 obras públicas realizadas, esto es 1 cada 10 días, la ampliación del servicio de salud con los dispensarios de 24 horas, la contención de la demanda social en tiempos de crisis, el lanzamiento del Presupuesto Participativo y el Portal de Transparencia, la relación mancomunada con las instituciones locales y el trabajo conjunto con la Provincia y la Nación, pero presenta déficit en los servicios, además de la carga de la deuda en dólares.

Llamosas, quien asumió como intendente el 2 de julio de 2016, concluyó su mandato el 2 de julio de 2020, es decir el jueves pasado.

Sin embargo, su gestión continuará hasta el 8 de octubre venidero, en virtud de la prórroga dada a partir del acta acuerdo firmada por la mayoría de los partidos políticos de la ciudad y refrendada por unanimidad por el Concejo Deliberante, a través de la ordenanza 1304/20, que fue convalidada por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba.

En esta transición, el intendente dijo que su desafío será conducir la ciudad hacia la normalidad tras los coletazos del coronavirus.

En efecto, la pandemia le cambió los planes al jefe comunal.

Según las encuestas en danza, Llamosas tenía ganada la elección del 29 de marzo pasado, pero la irrupción del Covid-19 en la ciudad hizo que se la suspendiera.

Ahora el intendente se deberá dividir entre la gestión municipal y la campaña electoral con miras a los comicios que se llevarán a cabo el 27 de septiembre próximo, si la pandemia lo permite.

“La ciudad creció en obras y servicios. El 27 de septiembre próximo los vecinos juzgarán”, afirmó el intendente durante el balance que hizo el jueves de las acciones llevadas a cabo por el coronavirus, en el inicio de la prórroga de su mandato.

No obstante, la oposición apunta los cañones contra el servicio de Cotreco, los baches y la deuda en dólares.

El gobierno llamosista lleva contabilizadas 135 obras, es decir 1 cada 10 días.

A saber: la pavimentación de la avenida Colombres, la recuperación de más de 70 espacios verdes en toda la ciudad, como el Parque Sarmiento y el Lago Villa Dalcar, y las plazas de la Paz, de los Niños, del barrio Bimaco y del Cispren, entre otras, la puesta en valor de edificios históricos como el Palacio Municipal, el Museo Histórico Regional, el Teatro Municipal y el predio de El Andino, la creación de baños públicos y la transformación del Centro 11.

Además la inauguración del CGM de Banda Norte, la ampliación del sistema de atención primaria de la salud con la creación de los S24 Sur y Alberdi y las luces led.

En el haber también se muestran obras que se hicieron junto con la Provincia como las costaneras Sur y Norte, el nuevo puente de la ciudad y los desagües de Laguna Blanca.

Asimismo, la Central de Monitoreo en el Edecom, 40 Jardines Maternales y Salas Cuna que reciben a más de 1.100 niños de distintos barrios, el Museo Municipal Héroes de Malvinas y el Centro de Salud cuya tercera etapa será habilitada próximamente.

El gobierno llamosista también lanzó programas de modernización del Estado como el Portal de Transparencia, el Portal de Datos Abiertos, la Guía de Trámites, la Subasta Digital y la implementación del Cedulón Digital.

En tanto, la Nación le desembolsará a Llamosas 250 millones de pesos para la concreción de los desagües de Ajeproc, la pavimentación de 70 cuadras de la ciudad y el plan de cordón cuneta para distintos barrios de la ciudad.

También la Provincia invertirá 278 millones de pesos para llevar a cabo obras de cloacas, entre ellas las del barrio Alberdi, cuyo objetivo es llevar el 100 por ciento del servicio a dicho sector.

Sin embargo, la oposición no sólo cuestiona el servicio de higiene urbana, el plan municipal de bacheo y la deuda en dólares, sino también el manejo de la crisis sanitaria, en lo que se interpreta como el inicio en los hechos de la campaña electoral.

Recientemente, la UCR salió a recordar por las redes “la promesa incumplida de que Cotreco se va” y también a criticar la conducción de la pandemia: “El intendente no gobierna la crisis. No toma en serio los controles en los accesos y eso nos pone en riesgo a todos”.

En un video que se difundió por estos días, Llamosas señaló que “han pasado muchas cosas en estos cuatro años”. Y resumió a continuación: “Hemos tenido alegrías y también sinsabores”.

Doble desafío

El intendente tiene por delante un doble desafío: por un lado, controlar la pandemia del coronavirus, para evitar que haga estragos en la ciudad, y por el otro redondear una gestión para que tenga aceptación entre los votantes a los efectos de ser reelecto.

Para ello, Llamosas saldrá a mitigar el desgaste político que la pandemia está provocando hoy en los gobernantes para que no haga mella en sus chances electorales que estaban mucho más claras antes del 29 de marzo.