Nacionales | Luis Miguel Etchevehere | Entre Ríos | agricultura

Luis Miguel Etchevehere afirmó que "no le tiene miedo al Estado, a Grabois ni a Cristina"

Lo dijo frente a un nutrido grupo de productores rurales que se convocaron para realizar un banderazo frente al campo "Casa Nueva" en rechazo a la "usurpación" que denunció el exministro de Agricultura del macrismo

Productores rurales se manifestaron ayer frente al campo "Casa Nueva" de la familia Etchevehere, en la provincia de Entre Ríos, en rechazo a la "usurpación" que denunció el exministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere, quie dijo: "No nos van a doblegar las mafias. No le tenemos miedo al Estado, no le tenemos miedo a (el líder de la CTEP, (Juan) Grabois, no le tenemos miedo a (la vicepresidenta) Cristina Kirchner, porque tarde o temprano la verdad triunfa".

A través de las redes sociales, agrupaciones como "Chacareros Autoconvocados" llamaron a un "banderazo federal", que incluyó una movilización a Santa Elena para repudiar lo que según afirman es una "toma ilegal" por parte de Dolores Etchevehere y Grabois.

En ese marco, el exministro de Agricultura afirmó que van a "estar en la puerta del campo hasta que la Justicia los saque", y precisó: "Esto no es un tema de la familia, esto es lisa y llanamente un delito cometido por delincuentes".

Críticas a las autoridades

"No está asumiendo la responsabilidad el gobierno provincial, no hemos visto a un solo funcionario provincial que se haya acercado a saber qué es lo que pasa. No está asumiendo la responsabilidad el gobierno nacional, que no ha repudiado lo que está ocurriendo", apuntó Luis Miguel Etchevehere.

En esa línea, afirmó que es "muy importante que el poder político asuma su responsabilidad", ya que "a partir de hoy va a haber un antes y un después del tratamiento de la propiedad privada en la Argentina".

"Vale la pena cumplir la ley y estar a derecho. Ellos son los usurpadores y violentos y nosotros no somos lo mismo. Vamos a seguir firmes defendiendo nuestros derechos a la propiedad y la expresión", enfatizó.

Por último, Etchevehere llamó a dejar atrás "la Argentina de la vagancia y el clientelismo", y cuestionó: "¿Quién les manda plata a estos tipos? ¿Quién los financia?".

Horas antes de la convocatoria, el conflicto familiar comenzó a escalar con una denuncia penal que presentó el Proyecto Artigas, la agrupación a la que Dolores Etchevehere le cedió el terreno, y que fue difundida por las redes sociales.

En la denuncia, acusaron a Etchevehere de "privación ilegítima de la libertad, coacción agravada, extorsión y usurpación agravada", por haber colocado "cadenas sobre la puerta de ingreso" al campo y pidieron su detención.

Además, se sumó el fallo del pasado viernes en el que el juez Raúl Flores resolvió no hacer lugar al pedido de desalojo presentado por el exministro de Agricultura, y propuso a las partes "pensar una solución pacífica y armónica".