Provinciales | médicos | consejo | personas

El Consejo de Médicos, sobre las imputaciones: "Es de locos"

El presidente de la entidad provincial, Andrés de León, fue crítico al considerar que acá "es en el único lugar en el mundo donde se persigue a los médicos".

Andrés de León, presidente del Consejo de Médicos de la provincia de Córdoba, criticó duramente la decisión del Poder Judicial de la provincia de imputar a dos profesionales de la salud por considerarlos iincurso en la en la comisión del delito de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

“Es de locos. Este es el único lugar en el mundo donde se persigue al médico en vez de tratar de hacer una acción sanitaria para prevenir el virus. Ni los chinos se atrevieron a tanto”, ironizó De León.

Y agregó: “Todavía no conocemos la totalidad de la información sobre el virus. Van variando permanentemente los protocolos. Entonces, ¿cómo podemos imputarle que no cumplieron con los protocolos médicos”.

El titular del Consejo de Médicos se mostró sorprendido gratamente por la contundente respuesta que tuvo a nivel provincial la movilización de los profesionales de la salud en repudio de las imputaciones.

“No pensábamos que este número de personas iba a salir en toda la provincia. Realmente, esto da cuenta que no es la pequeña impresión de un grupo de profesionales sino que es la totalidad de los médicos”, dijo.

Cabe recordar que sobre finales de la semana pasada, la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES), en el marco de las actuaciones seguidas por el brote de Covid 19 registrado en la “Residencia Geriátrica Santa Lucía”, de Saldán, dispuso la imputación del médico Lucas Figueroa por considerarlo incurso en la en la comisión del delito, encuadrable prima facie, en la figura de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas” en calidad de autor, previstos en los artículos 45 y 202 del Código Penal.

También fue imputado el Director Médico de la Residencia, Marcelo Santiago Lazaro, por considerar que habría incurrido en la comisión del delito de “propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, agravada por el resultado de enfermedad y muerte, en calidad de autor.