Policiales | menores | jóvenes | fueron

Desactivaron fiestas clandestinas en General Levalle y Villa Valeria

Entre ambos encuentros sociales, había 50 personas incumpliendo las medidas sanitarias contra la pandemia. Intervienen las fiscalías de Huinca Renancó y Laboulaye. Otro procedimiento en Río Ceballos.

Dos fiestas clandestinas fueron desactivadas en las últimas horas en las localidades de General Levalle y Villa Valeria, donde se registró la presencia de unos 50 jóvenes, entre mayores y menores, por lo que se iniciaron las actuaciones por violación del Código Penal respecto de las medidas de restricción dispuestas en la cuarentena.

Fue a partir de una denuncia recepcionada por el 101 de Villa Valeria que alertaba sobre una reunión con música a alto volumen.

De esta manera, alrededor de las 3 de ayer, el personal policial del destacamento local se hizo presente en un inmueble ubicado en calle Belgrano, entre Lucio V. Mansilla y Osvaldo Depino, donde fueron sorprendidos 35 jóvenes, de los cuales 30 eran menores de edad.

El personal policial intervino por infracción al artículo 205 del Código Penal, por violación a medidas sanitarias contra epidemia.

Al arribar al lugar, personal policial constató en un galpón la presencia de 35 personas, identificadas como 5 mayores y 30 menores de edad.

Por tal motivo, se dio intervención a la Fiscalía de Instrucción y al Juzgado de Menores de Huinca Renancó, que dispuso una serie de acciones.

Los menores fueron entregados a sus respectivos padres, mientras que los mayores deberán presentarse en la sede judicial de Huinca Renancó durante la semana.

En tanto, quince jóvenes fueron sorprendidos en la madrugada de ayer en el predio del Lago San Agustín en la localidad de General Levalle, por lo que fueron demorados y trasladados hasta la comisaría local.

En el lugar, se corroboró que trece eran menores de edad y dos, mayores (de 18 y 19 años). Se los demoró por incumplimiento de la prohibición de realizar reuniones sociales, en virtud de la normativa sancionada para mitigar el impacto sanitario del coronavirus.

Por otra parte, en el barrio Nu Porá de Río Ceballos fue clausurada una fiesta privada que contaba con la presencia de al menos 35 jóvenes.

En medio de la pandemia por coronavirus y en la víspera del Día del Estudiante, las autoridades municipales constataron que en el lugar había jóvenes oriundos de Río Ceballos y también de otras localidades.

El inquilino y los participantes fueron identificados y se les labró un acta de incumplimiento de las medidas sanitarias.

El dueño del inmueble, que no se encontraba en ese momento, fue notificado y debe presentarse en el Juzgado de Faltas y en la Policía, al igual que el inquilino.

El intendente Eduardo Baldassi precisó: “A partir del lunes se ponen en marcha las sanciones por parte del Tribunal de Faltas y la Policía. No solamente que se les aplique lo que corresponda, sino también las sanciones de la parte sanitaria”.

Lo que se lee ahora
las más leídas