Río Cuarto | millones | Transporte | Presupuesto

Presupuesto: no hubo más subas para transporte ni universidades

El oficialismo obtuvo dictamen en la Cámara de Diputados; lo hizo sin aplicar más cambios a los que ya había aceptado. El schiarettismo reclamaba 10.000 millones más para el transporte de pasajeros del interior del país.

El oficialismo nacional consiguió dictamen en la Cámara de Diputados para el proyecto de Presupuesto 2021 pero lo hizo sin aplicar más cambios que los que ya había acordado con anterioridad. Para Río Cuarto, la resolución tiene importancia por el hecho de que no habrá más fondos que los que ya se anunciaron para el sistema de transporte y las universidades.

Así, el oficialismo mantuvo los 7.000 millones adicionales para subsidios al transporte del interior y los 4.100 millones de refuerzo que estableció para las universidades.

El interbloque Federal, en el que está incluido el peronismo cordobés, había reclamado un refuerzo mayor para el transporte; sin embargo, la necesidad del Gobierno de dar señales de contención fiscal generaron que no hubiera más incrementos de partidas.

Finalmente, los subsidios al transporte del interior alcanzarán los 20.500 millones de pesos (estaban en 13.500 millones en el proyecto original) y las universidades mantuvieron el refuerzo de 4.110 millones que ya se había anunciado y que se suma a los 222.500 millones del proyecto original. De todos modos, el Presupuesto que se aprobará estará casi 16.000 millones por debajo de lo que habían reclamado los rectores.

Los diputados del interior habían señalado que los 20.500 millones eran insuficientes y que era indispensable sumar 10.000 millones más para evitar una profundización aún mayor de la crisis que padece el sector.

La intención del oficialismo es que el proyecto sea tratado el próximo miércoles en la Cámara de Diputados, que se le dé una media sanción rápida para luego girarla al Senado. El objetivo es tener la "ley de leyes" aprobada a mediados de noviembre, antes de la llegada de una nueva misión del FMI.

Así, se busca dar una señal al Fondo en el marco de las negociaciones clave que se encararán en la segunda quincena de ese mes para refinanciar U$S 44.000 millones y, tal vez, obtener algunas remesas frescas que ayuden a fortalecer las reservas. Más del 65% de las erogaciones totales del Presupuesto se derivarán a gastos sociales, lo que plantea un desafío para el Tesoro.

La iniciativa prevé duplicar gastos de capital respecto del Presupuesto 2019, al elevar del 1,1% al 2,2% del Producto Bruto para apuntalar la obra pública y el desarrollo productivo.

Los intereses de la deuda se reducirán muy fuerte tras la refinanciación de bonos bajo legislación extranjera, luego del acuerdo alcanzado por el Gobierno con los bonistas.

El Presupuesto por primera vez fue diseñado con perspectiva de género, ya que se destinarán hacia esas políticas el 15% de los recursos previstos. El proyecto prevé una inflación en torno al 29 por ciento.

El dictamen final cuenta con el apoyo del Frente de Todos y de los interbloques Federal y Unidad Federal para el Desarrollo, que sumarían 137 votos.

Los refuerzos que ya se habían otorgado

Transporte

Los fondos para el transporte del interior pasaron de los 13.500 millones de pesos del proyecto original a 20.500 millones. Diputados del Interior señalaron que eran necesarios 10.000 millones más para cubrir las necesidades del año próximo.

Educación Superior

Las universidades tuvieron un refuerzo de 4.100 millones.