Policiales | mujer | Hospital | Salud

Se agravó el estado de salud de la mujer incendiada por su nuera

Está internada en el Hospital San Antonio de Padua con el 35 por ciento de su cuerpo quemado.

La salud de la mujer que fue incendiada por su nuera en la noche del martes en la localidad de Sampacho se agravó en las últimas horas.

Sandra Carro, de 50 años, se encuentra internada en la terapia intensiva del Hospital San Antonio de Padua luego de haber sido prendida fuego por una joven de 22 años, cuando se encontraba en plena sesión de reiki.

La agresora abrió la puerta de la habitación donde estaba la suegra y la roció con alcohol y acto seguido le arrojó un fósforo encendido, provocándole quemaduras en el 35 por ciento de su cuerpo, afectando las vías respiratorias, según el último parte informado a los familiares.

También la mujer presenta algunas deficiencias en el funcionamiento de los riñones, entre otras complicaciones.

Las quemaduras afectaron su rostro, cuello y la parte derecha de su cuerpo.

Tras el violento ataque, Carro fue asistida por su profesora de reiki y luego fue trasladada en una ambulancia hasta el hospital local, donde le realizaron las primeras curaciones.

Ante la gravedad de las lesiones, la mujer fue trasladada al Hospital de Río Cuarto, donde anoche seguía internada con pronóstico reservado.

Los vecinos de Sampacho iniciaron una cadena de oración por el estado de salud de la vecina de barrio Pueblo Nuevo.

Tras el ataque, la joven de 22 años fue detenida y trasladada a la alcaidía de la jefatura de la Unidad Departamental de Policía acusada del supuesto delito de lesiones graves calificadas.

La investigación del violento episodio está a cargo del fiscal de Instrucción de Primera Nominación Pablo Jávega, secretaría Fabricio Cena.