mujeres | consejo | Mujeres

Las mujeres, jefas de hogar en el 35% de las familias riocuartenses

El dato surge de un estudio del Consejo Económico y Social, que señaló que es una realidad que se está intensificando. Pidió visibilizar la situación y que existan políticas de los gobiernos. El 65% tiene hijos a cargo

Cada vez más mujeres son jefas de hogar en Río Cuarto. Así lo señala un estudio realizado por el Consejo Económico y Social, que además remarcó que se trata de una tendencia que registra un crecimiento paulatino.

El estudio, según señalan los miembros del Consejo, apunta a focalizar situaciones sociales que requieren visibilización “para que pasen a ser contenidos de necesarios instrumentos de políticas públicas específicas que reparen situaciones de desigualdad que están viviendo mujeres riocuartenses, agravadas hoy por la pandemia”.

Según el relevamiento estadístico, el 35 por ciento de las cabezas de hogar en Río Cuarto son mujeres.

Casi el 4 por ciento tiene apenas entre 20 y 24 años de edad, mientras que otro 28 por ciento tiene entre 25 y 49 años. Casi el 43 por ciento de las jefas de hogar tienen entre 50 y 69 años y un 26 por ciento se ubica por encima de los 69 años.

“Esto significa que es una realidad que atraviesa todas las franjas etarias, incluso a personas que ya podrían estar percibiendo beneficios jubilatorios”, se lee en el informe del Consejo Económico y Social.

Pero además de la cantidad de mujeres que son jefas de hogar, el 65 por ciento de ellas tienen hijos a su cargo.

“Con un desarrollo socio-económico mundial que obliga al ciudadano a reunir cada día más requisitos para no ser expulsado del sistema, es indispensable focalizar políticas destinadas a proveer de herramientas a aquellos grupos sociales que históricamente han sido marginados”, dice el estudio del Consejo Económico.

Y agrega: “Este contexto de crisis económica pero ahora también sanitaria ha provisto de canales de ayuda a un gran porcentaje de mujeres que además de seguir cumpliendo con sus múltiples roles deben convivir con las diversas formas de violencia, incluso la estructural que consideramos como primera violencia. Por ello recalcamos la obligación del Estado en sus diferentes formas de diagramar políticas públicas reales y concretas para atender las problemáticas específicas de la mujer”.

Exteriorizar

Desde el Consejo Económico y Social señalaron que es indispensable, más aún en el contexto actual, exteriorizar ese tipo de dramas porque exponen situaciones personales, humanas y sociales complejas que los gobiernos deben atender.

“Invisibilizar realidades es la forma más peligrosa para limitar posibilidades. Son condicionamientos que bloquean las oportunidades de ejercer las propias capacidades y que se agravan en sitauciones como las vividas actualmente por la sociedad. A mayor desigualdad y ventajas comparativas, mayor posibilidad de reproducir situaciones injustas”, dice el estudio elaborado por el Consejo Económico.

“La realidad cotidiana contiene procesos institucionales sistemáticos las más de las veces que anulan la capacidad de las personas para expresar sus sentimientos y perspectiva sobre la vida social en contextos donde otras personas puedan escucharlas. Las mujeres que no son oídas comparten una condición común, y es que en un alto porcentaje sufren limitaciones en sus facultades para desarrollar y ejercer sus capacidades y además de expresar sus necesidades, pensamientos y sentimientos. Es en esta crisis que estamos transitando como sociedad, que exponemos desde las instituciones de la ciudad esta realidad para que forme parte de la agenda de los gobiernos”, concluye.