Internacionales | Naciones Unidas | paz | Guerra

En medio de una pandemia y de grandes desafíos, la Organización de las Naciones Unidas cumple hoy 75 años

Criticada muchas veces por su falta de rapidez para resolver conflictos internacionales, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cumplirá hoy 75 años de existencia como el máximo organismo encargado de bregar por la paz, mientras el mundo lucha contra una pandemia del coronavirus que ya dejó más de un millón de muertos.

La ONU fue creada al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, con el fin de mantener la seguridad internacional, establecer vínculos amistosos entre las naciones en condiciones de igualdad y estimular el respeto a los derechos humanos, entre otros objetivos.

Actualmente es una organización formada por 193 Estados miembros y dos Estados observadores, el Vaticano y Palestina.

A lo largo de su historia ha recibido once veces el Premio Nobel de la Paz para sus organismos, programas y miembros de su personal; entre ellos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que fue distinguido en dos ocasiones.

Si bien la ONU se creó en 1945, el concepto de organización internacional para la cooperación data del siglo XIX, cuando se crearon la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la Unión Postal Universal.

En 1942, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt utilizó por primera vez el concepto de Naciones Unidas cuando 26 países aprobaron una declaración en la que se comprometían a luchar juntos contra la Alemania de Adolf Hitler, el Japón imperial y la Italia de Benito Mussolini.

En la Conferencia de Yalta, Crimea, realizada en febrero de 1945, los aliados debatieron la creación de una organización internacional y dos meses más tarde, en la Conferencia de las Naciones para la Organización Internacional, se redactó la Carta de la ONU.

El 27 de enero de ese año, el Ejército Rojo soviético liberó el campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau y reveló al mundo imágenes aterradoras de los crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial, que a lo largo de seis años se convirtió en la más grande contienda bélica de la historia.

Meses después, el 24 de octubre de 1945, en San Francisco, Estados Unidos, los representantes de 50 países se unieron para redactar la Carta de las Naciones Unidas, que fue ratificada inmediatamente por China, Francia, la Unión Soviética, Reino Unido y Estados Unidos.

Polonia, que firmó un año más tarde, se convirtió en uno de los 51 Estados miembros fundadores, que representaban al 80% de la población de todo el mundo.

En 1951, durante la Convención de Ginebra, se creó el Estatuto de los Refugiados. El noruego Trygve Lie fue el primer secretario de la ONU desde 1946 hasta su dimisión en 1952.

El ghanés Kofi Annan ocupó ese puesto entre 1997 y 2006 y recibió el Premio Nobel de la Paz en 2001, junto con la propia ONU. Desde 2017, el portugués Antonio Guterres es el secretario general.

La ONU, que participa en actividades culturales, económicas y humanitarias, tiene su sede central en la ciudad de Nueva York y tres sedes regionales adicionales: Ginebra (Suiza), Viena (Austria) y Nairobi (Kenia). Sus fuerzas de paz han sido desplegadas en varias zonas del mundo, incluido Chipre desde 1964.

En muchas ocasiones, el Consejo de Seguridad de la ONU, formado por diez miembros no permanentes y cinco permanentes con derecho a veto (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China), ha sancionado o impuesto embargos de armas contra varios países; entre ellos, Croacia, durante la guerra de los Balcanes, e Irán.

Esfuerzos “insuficientes”

Sin embargo, en varias oportunidades sus esfuerzos han sido considerados "insuficientes" para controlar conflictos internacionales como la guerra de Siria, que dejó cientos de miles de muertos y millones de refugiados, el conflicto de República Centroafricana, Sudán del Sur o Yemen, entre otros casos.

A principios de octubre, Amnistía Internacional (AI) y Human Right Watch (HRW) criticaron a la ONU y al gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) por no hacer más esfuerzos para llevar ante la Justicia a los responsables de las violaciones a los derechos humanos cometidas hace una década en ese país africano.