Villa María | natatorios | esteban-basnec |

Pago de servicios: una dificultad para los natatorios provinciales

El presidente de la entidad provincial, Esteban Basnec, manifestó que por el consumo que demanda la actividad se llegan a pagar boletas de gas y luz de hasta 140 mil pesos. “Mantener una pileta climatizada demanda mucha energía”, detalló al respecto

“El agua da beneficios que no da ninguna otra actividad”, fueron las palabras del presidente de la Cámara Cordobesa de Natatorios, Esteban Basnec. La franja etaria de quienes pueden hacer natación va desde los 0 (cero) hasta los 100 años. “No hay ninguna otra que trabaje en esa franja”, apuntó.

Ahora bien, la natación también es una actividad que requiere y demanda de muchos esfuerzos, sobre todo económicos.

El referente de la organización que reúne a quince espejos de agua a nivel provincial detalló que los servicios “son una dificultad” al momento de desarrollar plenamente el ejercicio de la natación.

Basnec dijo que, por el consumo de gas y electricidad, los natatorios llegan a desembolsar grandes sumas de dinero. El costo de los servicios ronda en un promedio de 140 mil pesos (mensuales).

El panorama

El referente de la entidad dejó en claro que los servicios, principalmente los de luz y gas, están generando complicaciones dentro del sector. “Mantener una pileta climatizada demanda mucho consumo energético, a diferencia de otras actividades, como por ejemplo el gimnasio, donde los costos se van en servicios pequeños”, relató. 

El hombre señaló que teniendo tan solo un nadador practicando es necesario poner en funcionamiento toda la logística para calefaccionar el espejo de agua. “Generalmente tratamos con volúmenes importantes”, indicó. Según su testimonio, una pileta reglamentaria de 25 metros por 12,50, con un volumen de más de 500 mil litros de agua, precisa que sus equipos funcionen durante 8 o 12 horas. 

Los natatorios consumen diariamente cerca de 300 metros cúbicos de gas. Eso genera que, tanto a  los clubes sociales como a las entidades privadas que brindan disciplinas relacionadas a la natación les lleguen facturas de hasta 140 mil pesos en servicios.

Alternativas para paliar los costos

Basnec señaló que desde la Cámara Cordobesa de Natatorios han logrado que las empresas que brindan natación ingresen en una lista de beneficios que reciben las Pymes. 

Perteneciendo a dicho rubro, los natatorios pueden pagar  servicios diferenciados y pueden obtener descuentos. “Estamos trabajando para que los clubes también sean incluidos, y más tratándose de entidades que tienen un compromiso social”, aportó. 

La realidad en el interior de la provincia no le escapa a lo que ocurre en otras latitudes (demográficamente hablando) más grandes. “Tenemos muchos clubes en el interior que tienen piletas climatizadas y que vienen teniendo los mismos gastos por su consumo energético”, indicó el presidente de la entidad.

Los altos costos de los servicios (que en los últimos años llegaron a subir hasta un tres mil por ciento) provocaron que la Cámara  busque alternativas que posibiliten el ahorro de energía, y por ende, de dinero.

Basnec señaló que una de las opciones requirió del apoyo de viveristas e ingenieros. “Ellos trabajan en contener la temperatura en sus respectivos espacios para que las plantas puedan ser cultivadas. Nosotros desarrollamos una propuesta similar, y hoy muchos natatorios son tapados con mantas haciendo que se ahorre energía”, contó.

La búsqueda conduce también a generar alternativas sustentables. “Estamos viendo de qué forma tratar los espejos de agua con energías renovables. En mi caso, tengo termotanques solares que ayudan a que el agua de las duchas aprovechen el sol generando que estén prendidos pocas horas sin precisar tanto caudal de gas”, concluyó.

Natación en las escuelas: ¿una opción viable?

Este matutino se vio motivado a preguntar por la implementación de la natación como una asignatura escolar y por la viabilidad de que ello ocurra en todos los niveles y centros educativos del país.

El presidente de la Cámara Cordobesa de Natatorios, Esteban Basnec, sostuvo que si bien la gente no puede ser obligada a nadar, sí existe dentro de la currícula de educación física la posibilidad de brindarla como una opción. El amparo del Ministerio de Educación lo tiene.

“Hoy si los estudiantes de una escuela quisieran ir a nadar, sería muy fácil de que ocurra por la parte burocrática”, señaló.

Sin embargo, también detalló que existen otros detalles que dificultan el camino: espacios para la práctica, el traslado de los alumnos y el costo del servicio son algunos de los ejemplos citados.



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas