Villa María | NIños | personas | registro

Más de la mitad adoptaría a niños pequeños pero sólo el 1% lo haría si tienen 12 años

Esta situación no se corresponde con la realidad de los chicos que se encuentran en situación de adoptabilidad, según difundió el organismo. Desde el grupo "Adoptarnos" aseguran que hay miedos y desconocimiento

La decisión de transitar el camino de la adopción es tal vez la más importante en la vida de una persona o pareja, cuánto más trascendente es para la vida de niñas, niños y adolescentes.

Más de la mitad de las personas que se inscriben en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos estaría dispuesta a adoptar a dos niños (51,74) pero sólo el 1 por ciento lo haría si tiene 12 años y un 17 por ciento aceptaría chicos que conviven con una discapacidad, según datos oficiales difundidos.

Los datos fueron difundidos por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que publicó las estadísticas de la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Dnrua), actualizadas al 2 de Noviembre, donde identificó 3.313 legajos abiertos.

Allí se destaca que el 52 por ciento de las personas inscriptas adoptaría a dos niños, mientras que de todos los legajos abiertos hay 781 personas solas que quieren adoptar y 2532 son matrimonios, uniones convivenciales, parejas y matrimonios igualitarios.

El relevamiento identificó que el 88% de las personas manifestó su voluntad de adoptar sólo bebes de hasta un año. Por otro lado cuando se les consultó a quienes se inscribieron sobre la posibilidad de tener la guarda de niños de hasta 4 años, el 77% manifestó que estaría dispuesto, porcentaje que baja a un 20% cuando la edad de los chicos es de 8 años, y tan sólo un 1% aceptaría a un niño o niña de 12 años.

En el caso de los adolescentes de entre 13 y 16 años, la intención de adoptabilidad de los legajos desciende drásticamente, donde solo 13 manifestaron estar en condiciones de aceptarlos.

En el caso de adoptar a más de un niño, el 48% sólo aceptaría dos y el 3% se mostró dispuesto a hacerlo por tres. Tan solo 5 legajos incluyeron la opción de adoptar hasta cuatro niños.

Por otro lado cuando se trata de niños, niñas y adolescentes que conviven con una discapacidad, las chances de adopción son bajas, ya que sólo un 18% de aspirantes dijo que estarían dispuestos a la guarda de la persona.

El Ministerio recordó que "es indispensable" estar inscripto en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, y que la inscripción se realiza en la oficina que corresponda según su domicilio real. Asimismo, destacó que el trámite es único, válido para todo el país, gratuito, personal y no requiere de intermediarios ni abogados.

Buscan una familia

Ante los datos que arroja la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con Claudia Mondino integrante de “Adoptarnos”, quien manifestó la necesidad de tener apertura a la hora de solicitar una adopción.

“Esta estadística es a nivel nacional de la DNRUA y manifiesta como la disponibilidad adoptiva de la mayoría de las personas es siempre para la primera infancia de niños sanos, por eso desde los espacios de encuentro siempre manifestamos que hay que prepararnos para adoptar a niños un poco más grandes y grupos de hermanos y niños con discapacidad” manifestó Mondino.

La mujer explicó: “Las personas que se inscriben y buscan la primera infancia tiene que ver con algo cultural, no pasa solamente en nuestro país y se repite en otros países del mundo. La gente que se inscribe se inclina por los niños y niñas más pequeños y sin discapacidad porque hay desconocimiento y miedo, pero es algo en lo que hay que trabajar y cambiar porque como se observa en las estadísticas los niños más grandes y los adolescentes también están a la espera de una familia.

“Hay una lista nacional de convocatorias públicas donde cualquier persona del país, esté evaluada o no, puede anotarse para postularse como familia de los niños que son alrededor de 300 en la actualidad que están en la espera de una familia, son niños, adolescentes, grupos de hermanos”, indicó la integrante del grupo adoptarnos.

Asimismo la mujer explicó que desde los espacios de encuentro y de apoyo se busca concientizar concientizar sobre las edades de los niños, niñas y adolescentes que esperan la adopción. “Hay mitos sobre estos temas y también hay miedos” señaló.

Y agregó: “Desde el comienzo de la adopción hay comentarios de que los chicos más grandes tienen problemas y en realidad todos tenemos una historia, ellos no preguntan si van a tener una familia con problemas, por eso hay que seguir trabajando en esto y eliminar estos mitos sobre las edades y los chicos con discapacidad, esto nos puede llevar a que nos llamen más rápido, si hay una disponibilidad más amplia puede ser que nos beneficie y la espera de adopción no sea tan larga”.

Para modificar estas estadísticas, la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Dnrua), realiza charlas "que permiten acercar información a las personas interesadas en adoptar, posibilitando pensar su proyecto adoptivo desde una perspectiva distinta, derribando mitos acerca de la adopción, entendiendo que el objetivo consiste en encontrarle al niño, niña o adolescente una familia que le brinde los cuidados necesarios para crecer y desarrollarse".

Córdoba

En cuanto a la difundidos por la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Dnrua) en la provincia de Córdoba se observa que hay 26 legajos que se encuentran a la espera de adoptabilidad.

Los datos condicen con los analizados a nivel nacional. Un porcentaje alto expresó la disponibilidad de adopción de niños y niñas que se encuentran en la primea infancia y solo un legajo dijo estar en condiciones de adoptar a un niño, niña o adolescentes con discapacidad.

En cuanto a grupos de hermanos, lo que manifiestan los legajos de la provincia de Córdoba es que un número más bajo está dispuesto a la adopción de más de un niño.

Por su parte, Claudia Mondino expuso su opinión sobre la estadística: “En los datos de la provincia de Córdoba se observan datos que no condicen con la realidad, allí en el registro se muestra que hay 26 expedientes, pero en realidad en la provincia hay alrededor de 800 y 900 personas que están esperando, están inscriptas pero les falta la evaluación”.

“Acá es donde hay que hacer un verdadero cambio, hay que evaluar a las personas que se inscriben porque de esa manera te pueden decir si estas apto para adoptar para lo que te inscribiste, esa evaluación se sube a un registro nacional y allí es donde están todas las carpetas”, replicó la mujer y agregó: “Esta estadística de Córdoba lamentablemente no es certera”.

Pandemia

Al comienzo del aislamiento provocado por la pandemia de Covid-19 toda la actividad vinculada a la adopción se ralentizó, expresó Claudia Mondino. “Hubo que adaptarse a todos estos nuevos cambios, pero posteriormente se dieron las adopciones y audiencias a través de videollamadas, también los principios de evaluaciones”.

Asimismo el sistema se fue adaptando a esta nueva forma, indicó la mujer, quien manifestó que en líneas generales el sistema sigue funcionando. “No es como la presencialidad pero está funcionando”, remarcó Mondino.

“Desde nuestro espacio que se llama Adoptando estamos presentes para acompañar el proceso de adopción de las familias, es virtual y privado, porque la idea es que todas las personas puedan compartir sus dudas y sus experiencias”, advirtió Mondino.

Con respecto a la consulta de este medio sobre la comunicación que se brinda sobre la temática de adopción, la integrante del grupo aseguró que hay una carencia en la información que se brinda. “Nos damos cuenta de que falta información, lo administrativo se puede hacer online y es bastante fácil de hacer, pero sí hay muchas consultas sobre las edades y los miedos que se generan ante la decisión de adoptar por eso se va trabajando entre todos”.

Por último la mujer aseguró que contar las experiencias ayuda, aunque las adopciones no son todas iguales. “El relato de otro sirve mucho en estos casos para poder aprender y derribar estos mitos que vemos reflejados en las estadísticas del DNRUA, pero hay que pensar sobre todo en el derecho de los niños a tener una familia, que es la finalidad de la adopción”, concluyó.