Villa María | obra | ruta | Villa María

La obra de circunvalación beneficiará a diversos sectores de la ciudad

El secretario de Obras Públicas de la Nación se refirió a la obra anunciada días atrás y aseguró que es una deuda que la Nación tiene con la ciudad. Comenzaría a ejecutarse en los primeros días de octubre

Ante el reciente anuncio de inicio de las obras para la variante de paso de ruta nacional 158 circunvalación Villa María, el secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, dialogó con PUNTAL VILLA MARÍA y explicó detalles de la misma.

“Esta es una de las obras más esperadas en la historia de la ciudad, se trata de una de las deudas históricas que nosotros entendemos que la Nación tiene que reparar con Villa María”, manifestó Martín Gill.

El actual intendente en uso de licencia aseguró que cuando asumió el segundo mandato como intendente se propuso la obra de circunvalación como meta a concretar, ya que quería que se llevara adelante porque se trata de un proyecto que fue tantas veces prometido, esperado, licitado y nunca ejecutado.

El funcionario nacional aseguró que es una obra que tiene una magnitud muy importante: “Una obra que va a estar arrancando con un presupuesto inicial superior a los siete mil quinientos millones de pesos, de manera tal que es una obra imposible de ejecutar con fondos municipales, hoy equivaldría a tres o cuatro presupuestos del Municipio”, reflexionó.

La imponente obra vial que será ejecutada a través de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, consiste en una circunvalación o variante de paso que cruzará el trayecto de la ruta 158 por la ciudad de Villa María y la conexión con la vieja ruta nacional 9 hacia la ruta provincial que cruza Villa Nueva, en el punto donde la Provincia se encuentra ejecutando la circunvalación.

Gill aclaró: “Puede resultar un tanto difícil de comprender técnicamente el desarrollo de este proyecto vial, pero a modo de ejemplo, si alguien viaja desde San Francisco y se dirige hacia Tío Pujio, podría tomar esta circunvalación, que va a ir desde la rotonda donde está el cartel de Villa María y circulando por detrás de la ciudad universitaria, donde se encuentra la Universidad Nacional de Villa María; allí se va a encontrar con un nudo vial que va a permitir bajar a la vieja ruta 9 o subir a un puente sobre elevado”.

Además, el intendente en uso de licencia comentó que al cruzar la ruta 9 hay que hacer otra obra vial, se trata de otro puente que permite cruzar sobre el ferrocarril que se encuentra activo para la carga y también para el transporte de pasajeros entre Córdoba, Villa María y Buenos Aires.

“En ese punto la obra continúa haciendo un medialuna por un lugar cercano a la laguna de Las Conchas, campo Yucat y parte de atrás del barrio Las Acacias, en ese lugar hasta llegar a chocar con el río se construirá un nuevo puente para atravesarlo y un puente sobre elevado para que siga operando el ferrocarril y no tenga que parar”, dijo el funcionario y agregó: “Allí se conecta con la rotonda que está en la ruta 158 camino hacia Arroyo Cabral, donde está naciendo la circunvalación de Villa Nueva y produce una unión vial de distintas alturas para permitir la distribución”, precisó.

Por otra parte, el secretario de Obras Públicas de la Nación explicó que otra característica importante que va a tener la obra vial es que va a construirse con la modalidad de autopista, es decir que van a ser cuatro carriles: “Como los que nosotros advertimos en la autopista Villa María - Córdoba, lo cual es una ruta de un ancho muy importante, de obras hídricas y de infraestructura potente; van a hacer que, en el trayecto de San Francisco a Río Cuarto en la ruta 158, sea el único tramo que se convierte en autopista, hoy van a ser estos 15 kilómetros que van a permitir rodear a la ciudad de Villa María”, señaló Gill.

Asimismo, el funcionario nacional recalcó que se trata de una obra importante que cambiaría el concepto humano de la ciudad, permitiendo que la misma se desarrolle hacia el norte tal como lo hizo hacia la autopista: “Va a permitir que la calle Deán Funes, el Bulevar Argentino, la calle Raúl Alfonsín y el Bulevar Colón se conviertan en bulevares urbanos y no en paso de camiones y transporte pesado, como así también mayor seguridad para la gente de las escuelas El Caminante, el Esil y el colegio Trinitarios”.

Además, Gill se refirió a los barrios que han sido cruzados históricamente por rutas como barrio Mariano Moreno, Las Acacias, Güemes, Roque Sáenz Peña y Vista Verde y que para llegar hasta la ciudad tenían que subir a la ruta. “Esa realidad no va a existir más”, garantizó Martín Gill a los vecinos.

Ejecución de la obra

En cuanto a la concreción de la obra, el funcionario Nacional remarcó que se trata de un proyecto vial que va a generar una altísima demanda laboral y que movilizaría la economía local por esta inversión en capital tan importante y millonaria que se va hacer en la ciudad.

Y refiriéndose a la fecha de culminación de la obra, Martín Gill aclaró que se va a poder habilitar en dos tramos, el primer tramo hasta la ruta 9 vieja y el otro tramo restante.

“Aspiramos a que sea una obra de dos años o dos años y medio de ejecución, pero también entendemos que las obras viales tienen un fuerte condicionante que son las lluvias, son dos empresas las adjudicatarias, la UTE integrada por Benito Roggio y Decavial, las que la llevarán adelante”, puntualizó Gill.

Por último, el funcionario dijo que la obra estaría comenzando en los primeros días de octubre y esta semana se están observando los lugares del obrador. “El gran desafío no es sólo que las obras empiecen sino que terminen”, concluyó el secretario de Obras Públicas de la Nación.

El trazado

La obra anunciada por el funcionario nacional consiste en la construcción de una carretera que circunvala la ciudad por el norte con configuración de autopista, incorporando dos calzadas con doble carril, una para cada sentido de circulación. Además, el proyecto cuenta con control total de acceso y cruces a distinto nivel mediante distribuidores. La longitud aproximada de la traza es de 13,8 km, con un ancho de zona de camino de 120 metros.

El inicio del tramo de circunvalación está previsto en el empalme con la ruta nacional 158, a la altura del kilómetro 151,60. El final del tramo, tras casi 14 kilómetros, está proyectado en ruta provincial 2, donde se ejecutará un intercambiador.

La iniciativa de la Dirección Nacional de Vialidad prevé intersecciones a distinto nivel. Así, se ejecutará un distribuidor a distinto nivel en el cruce con Autopista 9; otro distribuidor en la intersección con la traza de la antigua ruta nacional 9 y vías férreas; un cruce altonivel a la altura de ruta nacional 158 y vías ferroviarias; y, por último, un distribuidor a distinto nivel en intersección con ruta provincial 2.

Además de estos distribuidores, el proyecto incluye la construcción de un puente sobre el Ctalamochita y dos estructuras de cruce de caminos vecinales, que se materializarán mediante pórticos cerrados, a fin de favorecer la permeabilidad transversal y mejoras en los accesos.