Regionales | pampa | sur | circulación

Los autoconvocados del sur redoblan su reclamo y vuelven a movilizarse

Ante la falta de respuesta del gobierno de La Pampa al pedido por libre circulación, pobladores se manifestarán el sábado y el domingo. Una pediatra advirtió sobre los problemas que la situación acarrea para controles de niños.

Los autoconvocados del sur de Córdoba y norte de La Pampa cobraron fuerza tras los reclamos que se hicieron sentir el fin de semana pasado y ya anunciaron nuevas medidas, respaldados por la sumatoria de voluntades y las más de 11.000 firmas que avalan el pedido de esos pobladores de libre circulación entre las provincias.

De esta manera, la nueva convocatoria ya tiene fecha: se realizará el sábado y el domingo venideros a las 14 horas y el lugar de encuentro nuevamente será el límite con La Pampa, sobre la ruta nacional N° 35, al sur de Huinca Renancó.

Desde esta última ciudad partirán en caravana para concretar una nueva manifestación por la libre circulación. En tanto que para el lunes 12, día feriado, se anunció una adhesión y movilización a una protesta de carácter nacional. Esta marcha está prevista para las 16.30.

El reclamo que une a cordobeses y pampeanos es por la libre circulación, sin hisopados ni cuarentenas obligatorias.

En estas marchas han comprometido su presencia viajantes, productores, pacientes, médicos, transportistas y comerciantes, entre otros, que coinciden en quejas por las trabas para poder circular normalmente entre ambas provincias.

El intercambio entre poblaciones como Realicó (La Pampa) y Huinca Renancó (Córdoba) es diario. Sea por salud, actividad comercial y hasta relaciones familiares. Pero la pandemia truncó esta habitualidad, tras las medidas adoptadas por el gobierno pampeano.

Durante 7 meses los pobladores reclamaron pacíficamente y por vías oficiales. Ya cansados, el pasado fin de semana salieron a la ruta. Elaboraron un petitorio que elevaron al gobierno de La Pampa, pero la respuesta no llega.

Víctimas silenciosas: los niños

Entre las situaciones de conflicto de tránsito hacia la vecina provincia se suma ahora la planteada recientemente por una médica pediatra.

La doctora Laura Strada es una de las tantas profesionales que trabajan en el norte de La Pampa y en el sur de Córdoba y se refirió a las restricciones y sus efectos en los más chicos, los cuales no pueden concurrir a urgencias o a los controles a La Pampa.

"Hace semanas los pacientes no pueden circular con libertad. Y, en lo que a mí me compete, los niños y sobre todo los más pequeños no pueden concurrir ni a urgencias ni a controles con su pediatra. Los niveles de vacunación bajaron drásticamente", señaló la profesional.

“Los tiempos de los niños no son los mismos que los de los adultos. Un mes para un niño pequeño es un montón de tiempo. No poder concurrir al control con su pediatra, que está a 20 kilómetros pero en otra provincia (cuando hasta hace pocos meses se consideraba una zona sanitaria común), a esa familia le implica o viajar 200 kilómetros o no hacer el control o simplemente buscar la solución en un lugar donde no se sienten seguros".

La doctora Strada se preguntó entonces: “¿No consideran que 6 meses es mucho para un niño que no está bien o para un bebé pequeño o recién nacido? No poder viajar a hacer sus controles con especialistas. Me duele ver que usen la salud como estandarte para otros menesteres. Es indignante, genera impotencia y desconsuelo", reflexionó.

Por abrazo de la familia

También se han truncado las relaciones sociales de padres e hijos. En las marchas del pasado fin de semana se observó a varios niños con carteles pidiendo ver a sus papás o mamás.

Ñusta, una pequeña niña que vive en el sur cordobés, pudo reecontrarse con su papá en medio de la manifestación el pasado domingo. Adrián Hernández, el papá, vive en Parera (La Pampa). “Pido libre circulación para verla a ella, pero además necesito ir a mi trabajo, que está en Huinca”, recalcó.