Río Cuarto | personas | Salud | plasma

"Para nosotros, el uso de plasma es promisorio para tratar a infectados"

El infectólogo y asesor del Ministerio de Salud de la Provincia, Miguel Díaz, sostuvo que en breve presentarán un informe sobre el tema. Consideró que la situación continuará de la misma forma hasta que salga una vacuna.

El infectólogo Miguel Díaz, director del Hospital Rawson de Córdoba y coordinador del Comité Asesor del Ministerio de Salud de la Provincia, dijo a Puntal que, por ahora, el uso de plasma para tratar a personas infectadas de Covid-19 es promisorio, pese a que en la última semana se indicó que el método no daría el resultado esperado en pacientes graves.

“Estamos terminando un informe que presentaremos ante el Ministerio de Salud y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE). Se trata del análisis de 136 personas que recibieron plasma de pacientes recuperados (de coronavirus). Nosotros utilizamos plasma con titulación de anticuerpos. Así, sabemos qué cantidad de anticuerpos neutralizantes tiene cada bolsa de plasma, lo que permite conocer qué es lo que se le está administrando al paciente. Quizás necesitemos evaluar más casos, pero, por ahora, para nosotros, su uso es promisorio”, afirmó el médico.

-Estamos a más de 6 meses del inicio de la pandemia en la Argentina y son muchos los que cuestionan la extensión de la cuarentena, teniendo en cuenta que aún no se sabe cuándo disminuirá el número de casos…

-Si hubiéramos sabido cuándo iba a venir el mayor número de casos, quizás las cosas se hubieran hecho de otra manera. De todas formas, lo que se planteó al inicio de la pandemia fue la necesidad de ganar tiempo para adecuar el sistema de salud. El crecimiento del número de infectados era inevitable. Lo que se hizo fue darle tiempo al sistema de salud. Si bien se está sintiendo la demanda, todavía existe cierta flexibilidad que posibilita hacer frente a la situación. En razón de que todavía no hay una vacuna y un tratamiento efectivo, lo más importante son el aislamiento social y las medidas preventivas como el uso de barbijo y el lavado de manos.

-¿Qué sucede con la letalidad?

-A pesar de que el número de casos de Covid-19 es alto en el país, la letalidad de Argentina está por debajo de lo que sucede en otros lugares del mundo.

-En el último tiempo se ha hablado mucho sobre casos de personas que se reinfectaron de Covid-19…

-Hicimos un estudio que se denomina viabilidad viral, junto con el Instituto Vanella de la Universidad Nacional de Córdoba. Abordamos 30 personas infectadas de distintas edades y con diferentes niveles de gravedad y, al décimo día, ninguna de ellas tenía virus viable. Esto concuerda con la literatura mundial que indica que a partir del día 10 el virus no es viable. No obstante, aún no sabemos si una persona se puede reinfectar. Tampoco conocemos cómo funcionan los anticuerpos contra este virus. Además, hay personas que desarrollan anticuerpos y hay personas que no. Hay toda una cuestión inmunológica referida al virus que todavía no se conoce.

-¿Vamos a tener este tipo de vida mucho tiempo más?

-Dar una respuesta contundente es aventurarse en lo hipotético. Si uno toma las experiencias de otros países, fundamentalmente de Europa, donde ha habido una segunda ola de la enfermedad muy importante, con altos niveles de mortalidad, es arriesgado decir que, por ejemplo, en el verano vamos a tener una situación que nos permita una libre circulación. Creo que este virus ha cambiado muchas cosas. Ha cambiado aspectos de la vida diaria y de la interrelación de las personas. Eso va a perdurar un tiempo más, por lo menos hasta que salga una vacuna efectiva.