Nacionales | Pobreza | estado |

"Los resultados de la pobreza serían infinitamente más negativos si el Estado no auxiliaba como lo hizo"

Lo afirmó Fernández, quien admitió que cuatro de cada diez argentinos son pobres. Por la pandemia, "la caída de la economía llevó a la caída del trabajo", señaló

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que el 40,9% de pobreza en la Argentina "sería peor si el Estado no hubiera auxiliado como lo hizo durante la pandemia" de coronavirus.

"Los resultados de la pobreza en Argentina serían infinitamente más negativos si no hubiera estado el Estado auxiliando como estuvo (durante la pandemia)", enfatizó Fernández al participar de una conferencia virtual de la Pastoral Social de la ciudad de Buenos Aires.

En ese marco, el jefe de Estado precisó: "La caída de la economía arrastró la caída del trabajo y arrastró el aumento de la pobreza. Hoy en Argentina supimos que 4 de cada 10 argentinos son pobres, y en eso tiene que ver mucho la pandemia".

"Hemos desplegado un montón de instrumentos para llegar a los más vulnerables, por eso, el día que asumimos tomamos un poco esa consigna del papa Francisco: primero los últimos", continuó.

"Era eso que yo repetía de la ética de la solidaridad que hablaba (Raúl) Alfonsín, de darleS la mano a los que están en el fondo del pozo y volver a subirlos al escenario social", resaltó.

En esa línea, el Presidente destacó: "Esa lucha que empezamos el 10 de diciembre, para tratar de que estén primeros los más postergados, definitivamente se vio complicada por la pandemia. Aun así, seguimos con la misma consigna, por eso la cantidad de planes y de ayuda social que desplegamos".

Además, consideró que la pandemia es "una oportunidad" porque "permitió dejar al descubierto muchas cosas".

"Es la lucha por el cuidado del otro, por la supervivencia, por la protección del que peor está", indicó.

Fernández llamó a construir "la lógica del acuerdo y no de la estafa", para que mejore la situación de los que peor están, y sostuvo que el proyecto de Presupuesto apunta a ese objetivo.

En otro tramo de su discurso, Fernández afirmó que "la Argentina necesita de todos", y pidió no caer "en debates estériles, en falsas contradicciones y poner todo el empeño para hacer culto a la cultura del encuentro".

"Tenemos que terminar con disputas estériles entre nosotros. No se trata de que todos uniformemos el discurso ni que todos uniformemos el pensamiento, se trata de que todos tengamos un objetivo: construir una Argentina con trabajo y con producción", enfatizó.

Por último, planteó el "desafío" de construir una sociedad "más equitativa y más igualitaria", y resaltó: "La concentración lo único que ha logrado es que haya pocos ricos y millones de pobres".

Participaron de la actividad el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo; el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, y los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, y de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, Esteban Castro, y el rector de la Universidad Nacional de San Martín, Carlos Greco.

En la misma línea que Fernández, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmó que los datos sobre la pobreza en el país son "críticos", pero advirtió que si durante la pandemia el Estado no hubiera desplegado ayuda los números hubieran sido "aún peores".

"Está claro que aumentó la pobreza en la Argentina. Se trata de datos realmente críticos, porque a la crisis económica que atravesamos en los últimos años se sumó la pandemia", resaltó el funcionario.