Provinciales | protesta | Protesta | reforma

Protesta de gremios estatales y masiva marcha de los municipales en Córdoba

Los manifestantes aparecieron con las caras cubiertas para evitar las imputaciones judiciales por violar la cuarentena.

En protesta por la reforma jubilatoria que aprobó la semana pasada la Unicameral, la mayoría de los gremios estatales provinciales realizaron ayer actividades de protesta. Los bancarios, por ejemplo, realizaron un paro por 24 horas que se extendió no sólo al Bancor sino también a la Lotería de Córdoba y a la Caja de Jubilaciones.

Además, se realizó la segunda jornada del paro judicial y también los docentes realizaron un “apagón virtual”, sin clases y sin correcciones a los alumnos.

En el caso de Luz y Fuerza hubo un trabajo de acuerdo al convenio y están analizando presentar acciones legales en contra de la reforma.

Pero la acción más contundente y sorpresiva, sobre todo porque implicó una violación a la cuarentena, estuvo a cargo del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales de Córdoba (Suoem), que organizó una marcha de protesta en contra de los recortes que aplicó Martín Llaryoya a los salarios de los trabajadores y del ajuste jubilatorio decidido por la Provincia y transformado en ley por la Unicameral.

Los manifestantes aparecieron con las caras cubiertas para evitar las imputaciones judiciales por violar la cuarentena.

El conflicto de Llaryora con los municipales se desató después de que el intendente cordobés decidiera aplicar un reducción en la jornada laboral (pasó de 7 a 6 horas) y aplicara así un recorte en los salarios en el orden del 14 por ciento.

A esa situación se sumó la reforma jubilatoria del gobierno de Schiaretti, que implicará un recálculo del haber inicial para los jubilados futuros y un recorte para un sector de los actuales.