Villa María | protocolo | jardines | actividad

Jardines maternales: tras una reunión acordaron un protocolo de habilitación

El Municipio recibió a las propietarias con el fin de elaborar articuladamente las normativas para que vuelvan a trabajar. Ambas partes manifestaron que cerca del fin de semana habrá más precisión para reunirse con la mesa de infectólogos

Las propietarias de jardines maternales fueron recibidas ayer por el Municipio con el fin de elaborar de manera conjunta un protocolo que permita la habilitación de su labor. En este sentido, PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con una de las representantes de esta actividad, Carolina Cuajares, y el secretario de Gobierno, Eduardo Rodríguez.

En este sentido, Cuajares subrayó que después de tantos meses fueron recibidas por las autoridades y de esta manera llegar “al menos a un acuerdo en lo que es la base del protocolo” con su participación. Además, aseguró: “Vamos a tener que seguir peleando. Primero para que se habilite el protocolo y después para que vaya teniendo modificaciones que sirvan a todos”.

Por su parte, Rodríguez sostuvo que “avanzaron bastante” y que en esta semana el protocolo estará listo para realizar una reunión con la mesa de infectólogos del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Regional para que “lo examinen y le haga las correcciones correspondientes”.

Ambas partes manifestaron que una vez que esté listo el protocolo ya estará habilitada la actividad para volver tras casi 7 meses de cierre. Además, que ya quedará listo ese protocolo para cuando puedan volver.

Acerca de los subsidios por parte del Municipio para todos los sectores inhabilitados, Cuajares fue contundente y afirmó: “A finales de cuentas nos perjudicó porque la gente no entiende que no somos beneficiadas, muchas familias nos dejaron de ayudar en las ventas con las que subsistimos”.

En relación, aclaró que solo uno de los jardines de todos los que se inscribieron recibió el beneficio.

Reunión

El funcionario municipal aseveró que avanzaron y acordaron en un protocolo más general que luego deberá ser adaptado a cada institución y que una vez listo, ya podrán poner en marcha los jardines maternales pero con las adaptaciones necesarias en torno a las normativas que rigen para actividades culturales, recreativas, esparcimiento y estimulación.

Del encuentro, Cuajares garantizó: “No hay nada concreto, le pedimos que cuando pasen las restricciones, que en realidad a nosotras no nos afectan porque nunca pudimos abrir directamente, tengan prioridad para que la crisis sea más equitativa”. Además, comentó que participaron la mayoría de propietarias del sector pero algunas debieron permanecer en sus nuevos trabajos para poder sobrevivir.

Ante esto, la entrevistada contó que las autoridades no hablaban de prioridades sino que más bien a rubros específicos y al estar englobado en la educación y con niños, la Provincia y Nación “no lo permiten”. Por lo que, recalcó: “Nos meten en la misma bolsa cuando no es igual. De todas maneras se va a trabajar en el protocolo y en la ordenanza con todos los concejales”.

En torno a la normativa, Rodríguez remarcó que el protocolo consiste en aquellas reglamentaciones existentes para actividades culturales, recreativas, esparcimiento y estimulación que son menores de edad.

En consecuente, describió: “Es un protocolo especial debido a que tienen una conducta a priori distinta a los mayores, por ende, tiene que ser un tanto más riguroso o detallista”.

Protocolo

Lo que pudo saberse es que disminuirán los tiempos de estadía de las niñeces en las instituciones y que deberán adaptar la prestación del servicio como otras actividades lo han hecho, como por ejemplo academias de danzas, canto o boliches que se convirtieron en restaurantes.

Al respecto, Cuajares indicó que irán por la habilitación y que luego decidirán qué es lo conveniente para cada entidad. “Tenemos que ver si nos va a servir porque nosotras somos un servicio para los padres”, exclamó.

“Lamentablemente mucho nosotras no podemos hacer, solo esperar a ver qué es lo que ellos nos dicen” y añadió: “La intención está en mantener los protocolos y cuidarse, saber qué hacer”.

Por otro lado, sobre la situación que viven en el sector, apuntó: “Por suerte siempre tengo el acompañamiento de las familias, pero muchas personas de la ciudad piensan que estamos recibiendo ayuda cuando en realidad no” y continuó: “Somos el uno de los pocos sectores que hace más de 7 meses que está parado, son órdenes que nos perjudicaron a todas desde el día uno”.

Sobre el protocolo, Rodríguez aseguró: “Vamos a aprovechar estos días para dejar el protocolo listo. Cuando se venza el decreto que está vigente, ellas van a poder trabajar” y agregó: “Lo que hay que aclarar es que son la adaptación de los espacios de jardines maternales para una actividad distinta, con tiempos distintos”.

Al respecto, fundamentó: “Porque la actividad guardería como un apéndice de la educación en general no está permitida. Los jardines maternales van a generar una actividad distinta a la que hacían normalmente con un protocolo especial para poder llevarla adelante”. En este sentido, describió que cada una de las instituciones podrá amoldarlo a condiciones particulares de cada jardín.

Del encuentro, además de los dos entrevistados por este medio, participaron la subsecretaria de Educación inicial, Mariela Pajón; el titular de la Secretaría de Educación, Cultura y Promoción de la Ciencias, Rafael Sachetto; el gerente de AERCA, Ignacio Tovo, presidentes de los tres bloques del Concejo Deliberante, Karina Bruno; Verónica Vivó; Daniel López y su titular, Carlos De Falco y las casi 30 propietarias de jardines maternales.

las más leídas