Río Cuarto | proyecto | casos | Salud

Sífilis: presentaron un proyecto para combatir el aumento de casos

Después de un tiempo sin novedades, dos trabajadoras de la Maternidad Kowalk pudieron darle rodaje a la iniciativa. Las concejalas Yanina Moreno Zamanillo y Marisa Fernández se mostraron a favor.

Los números de contagios por sífilis en el mundo han crecido a pasos agigantados. En Argentina, mostraron un alza de hasta 4 veces su nivel promedio, mientras que en Río Cuarto, a pesar de no tener datos oficiales, se estima que el porcentaje es el mismo.

La Licenciada en Enfermería, Carina Iacomelli, presentó junto con su colega Leticia Latorre un proyecto que pretende un mejor abordaje de las mujeres embarazadas, sus parejas y los recién nacidos, y posterior rastreo de casos activos de sífilis.

“Todo empezó a partir de ver a bebés heredando la enfermedad. Esto me sensibilizó y busqué armar algo”, relató y agregó que “a partir de esto, surge este proyecto que se divide en dos: ‘Programa Municipal de Diagnóstico, Tratamiento y Manejo de la Sífilis en el Embarazo’ y ‘Prevención de la Transmisión Perinatal’”.

“En el año 2018, empezamos el proyecto y lo entregamos en 2019 al subsecretario de Salud, Isacc Pérez Villarreal, pero nos cajonearon. Parece que no había interés o no estaba en la agenda de las prioridades”, destacó la profesional de la salud sobre el nacimiento del programa que, en un principio, quedó trunco.

“A fines del año pasado, lo pudimos ingresar al Concejo Deliberante, y nos recibieron de dos bloques, siendo las concejalas Moreno Zamanillo, de la primera oposición, y Marisa Fernández, del PJ, las interesadas”.

Esta enfermedad de transmisión sexual, que arrasó con la Europa de finales del siglo XV, se caracteriza por ser un padecimiento dividido en etapas, siendo, por ejemplo, el inicio de todo la aparición de llagas indoloras en los genitales, el recto o la boca.

“La sífilis es una enfermedad que se puede curar y se puede erradicar completamente, y por eso es importante el diagnóstico y tratamiento. Si bien trae consecuencias para la salud, tiene cura a diferencia de, por ejemplo, el sida”, detalló.

El proyecto, manifestó Carina, “es amplio, porque trata a la mujer y también a su compañero/a. La sífilis es contagiosa y, en la mayoría de los casos, no se trata a la pareja. En este punto, se produce la reinfección”, sumando que “no se trabaja sobre el entorno de la persona infectada y, por eso, vuelve a darse el rebrote con todo lo que eso conlleva”.

En pleno siglo XXI la búsqueda y difusión de información es fundamental en cualquier situación. La medicina no es ajena a ello y en este proyecto uno de los ítems cubiertos trató este punto. “Se trabajaron 4 aspectos: búsqueda, seguimiento, tratamiento y el uso de un sistema informático, que es una herramienta fundamental para nuclear toda la información de todos los centros periféricos”.

“El programa va a detectar y tratar la VDRL + (sífilis), y es importante mencionar que este estudio también arroja datos sobre otras enfermedades, como hepatitis B o HIV”, detalló Iacomelli.

“Los peligros de portar esta enfermedad son muchos”, comentó la licenciada. “Si la mujer está embarazada puede ocurrir una doble tragedia. La portadora puede tener un riesgo tanto en su salud como en el niño, pero afecta mucho más a la mamá, por la nobleza de sus órganos genitales”.

La gonorrea, la sífilis y el micoplasma genital fueron diagnosticados con mayor frecuencia en plena pandemia del Covid-19, por relajamiento de las prevenciones y los cuidados sexuales. Así lo dio a conocer una investigación que se presentó en el Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología.

“La sífilis es muy detectable en la mujer embarazada, porque los estudios son obligatorios. En un joven esto no es así, porque hasta que no se descompone este no acude al médico”, reflexionó una de las impulsoras del proyecto.

”Este documento tiene dos partes y lo redactamos concretamente para que se aplique una vez que se apruebe, para que no deban hacerle cambios o se tenga que editar en algún punto”, indicó sobre la redacción del archivo y deslizó que “este programa aborda acciones coordinadas, que se destinan a la condición de la mujer gestante”.

La prevención temprana es la base de la medicina moderna. Detectar un potencial caso de sífilis significa un ahorro muy grande de energía, recursos económicos y recursos humanos. “Trabajamos con mujeres de un estatus social vulnerable e intentamos detectar la enfermedad desde el laboratorio, cuando la persona se realizó el estudio médico”, detalló la enfermera e investigadora de la Maternidad.

El documento presentado por las dos trabajadoras de la Kowalk cita a Susana Muñoz, jefa de epidemiologia del Área Programática Sur del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, quien afirmó que “se han triplicado los casos de sífilis en Argentina en los últimos 4 años. Un estudio de los tantos realizados, muestran que desde 2017 a 2018 aumentaron un 100% los casos de sífilis congénita en los recién nacidos”.