Deportes |

Renovación y cambio

Por Osvaldo Alfredo Wehbe

La imagen de la última jugada del partido Francia 4 Argentina 3 pareciera estar en sepia. En ese momento se pudo haber concretado un empate agónico, heroico e injusto, que todos hubiéramos festejado hasta el hartazgo. Casi como el gol de Marcos Rojo ante Nigeria. O más. Todo iba a depender de lo que en el alargue y/o penales pasara frente a los que finalmente ganarían la Copa. Casi empatamos. Pero nos volvimos con la frente marchita, desde Rusia, y con una concentración costosa que se quedó vacía, escondiendo vaya a saber qué negocios, seguramente espurios.

Por estas horas, el técnico Scaloni (¿interino?) dio a conocer quiénes serán los muchachos que se van a poner la camiseta de la Selección mayor argentina en los próximos dos partidos. Cotejos ante Guatemala y Colombia, en septiembre, en EE.UU.

La primera impresión es la de renovación. Dicen que no hay quién saque del arco a Armani para estos dos encuentros. Sin embargo, la vuelta de Romero (un arquero de siempre en los últimos años) y la presencia de Rulli no son poca competencia para el portero de River, de acá a tres semanas, cuando se jueguen los partidos.

Armani es el arquero de moda. Un muy buen custodio del arco. No hay dudas. Está en la edad justa (31) para meter un buen sprint final hasta las clasificatorias al mundial de Qatar. Insisto en que Romero (31) y Rulli (26) tienen el rodaje europeo que Armani no posee. Eso sí, "Chiquito" no está atajando, el exportero de Estudiantes de La Plata, sí. Y eso, pesa a la hora de elegir un lugar bajo los tres palos.

Los defensores son todos interesantes y con matices. Con Mercado y Tagliafico, las bandas están medianamente controladas. Funes Mori para sacar y llegar por arriba. Bustos y Franco apoyan la decisión de Scaloni con su buen presente en Independiente, Pezzella conoce de qué se trata y las "sorpresas" tienen momentos de vida disímiles. Leonel Di Plácido de Lanús es casi un desconocido para buena parte del público. Lateral de 24 años, se inició en All Boys, pasó y muy bien por Atlético Tucumán y hoy está en Lanús. Una realidad, en un puesto en el que no sobran nombres, desde siempre en la selección. El otro es Walter Kannemann. Pura justicia su convocatoria. Un líder en el Gremio, este entrerriano de 27 años, campeón de América con San Lorenzo y con su actual equipo de Porto Alegre, no fue visto o tal vez sí, pero no considerado, para el Mundial de Rusia, uno de los tantos errores de Sampaoli y compañía. Un león es Kannemann, uno de esos jugadores que por su temple deben estar. Todos los equipos precisan de alguien así, dentro o fuera de la cancha.

Con la salvedad de Franco Vázquez, el "Mudo", el cordobés ex-Belgrano, ahora en el Sevilla, de 29 años, un exquisito e inteligente jugador; los demás volantes son como hechos en serie en la Argentina de unos años a esta parte. Ascacíbar (Stuttgart) para meter (hubiese agregado a Kranevitter), Acuña, Salvio, Cervi, Meza y Lo Celso; todos con buen pie y capaces de jugar replegados o adelantados, por las bandas, en segunda línea del equipo. Grato llamado al Monito Vargas de Vélez. Matías, salteño de 21 años, hijo del Mono que jugó en Río Cuarto por Estudiantes, es tal vez el nombre que marca la "renovación" como tal. Paredes, con su experiencia y llegada, Palacios, el de River, de las mejores apariciones en el Millo y el Pity Martínez con su enorme juego y sus "lagunas" que tendrá que corregir.

Queda la mención a Rodrigo Battaglia, ahora en el Sporting de Lisboa, un jugador que encarna algo así como un Gago, para esta nueva etapa.

En el rubro delanteros, no leer los nombres de Agüero, Higuaín y compañía parece raro. Pero hay mucho fútbol y gol, al menos en potencia.

Seduce ver a Pavón y Lautaro Martínez juntos. A Icardi y Gio Simeone en el área;  a Dybala, crack, y a Ángel Correa, que la acaba de descoser en uno de sus  mejores partidos en el Atlético Madrid por la Supercopa europea ante el Real.

Esa es la lista. Para dos partidos que suenan "pedorros" el mes que viene.

Pero en ese marco, de encuentros organizados para la selección por los "cachafaces" de Torneos, puede estar el comienzo de algo nuevo.

Seguramente con Messi en algún momento (no se lo puede excluir, es el mejor), en condiciones más distendidas para él y el resto. Eso lo tendrá que manejar el entrenador. No sé si será Scaloni u otro. Si el Clan Tapia o Don Angelici tienen otros planes desde la cima de su increíble poder.

Por lo pronto hay renovación y cambio. Ojalá haya coordinación, y la "franja" sea dorada.

TEMAS: futbol futbol
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas