Nacionales | Restaurante | mirazur | mauro-colagreco

El restaurante Mirazur, del argentino Mauro Colagreco, fue elegido el mejor del mundo

Ubicado en el sureste de Francia, fue coronado durante una ceremonia realizada en Singapur

El restaurante Mirazur, del argentino Mauro Colagreco y situado en Menton, en el sureste de Francia, fue coronado ayer como mejor del mundo, según la influyente lista 50 Best, seis meses después de obtener la tercera estrella Michelin.

Mirazur, tercero en la pasada edición, superó a la nueva versión del restaurante danés Noma y al español Asador Etxebarri, según el palmarés anunciado en una ceremonia en Singapur.

Central, del chef peruano Virgilio Martínez, mantuvo la sexta posición y fue galardonado como mejor restaurante de Latinoamérica.

Colagreco ya se había convertido este año en el único chef extranjero con tres estrellas Michelin en Francia y en el primer argentino en lograrlo.

Es también el primer restaurante de Francia en obtener el número 1 de un ranking a menudo criticado por no apreciar la gastronomía gala.

Acompañado de su esposa brasileña, Julia, y del equipo del Mirazur, Colagreco subió al escenario ondeando una enorme banderola formada por cuatro banderas: la argentina, la brasileña, la francesa y la italiana.

"Esta bandera representa al Mirazur y a una nueva manera de cocinar en Francia", señaló, celebrando los valores tradicionales de ese país: igualdad, fraternidad y libertad.

”Un año de locura”

Agradeció a Francia que le permitiera "expresarse" en la cocina, a Argentina, que le trae "los recuerdos de su infancia", a Brasil, que le ofreció el "amor de su vida", y a Italia, de donde procede la mitad de su equipo.

"Este ha sido un año de locura", dijo este argentino, de 42 años, haciendo alusión también a la tercera estrella Michelin por su restaurante, que abrió en 2006.

Situado en la frontera con Italia y con unas vistas espectaculares sobre el Mediterráneo, Mirazur ofrece una cocina inventiva con ingredientes locales, que proceden en gran parte de los cinco huertos que Colagreco cultiva.

El chef, que también tiene raíces italianas, ensalzó además la gastronomía, que es capaz de "cruzar todas las fronteras". Éstas "sólo existen en la mente de ciertas personas", agregó.

Mirazur era favorito para alcanzar la cima en esta 18ª edición, puesto que la lista publicada por la revista británica Restaurant cambió las reglas para que los primeros ya no puedan repetir y el número dos del año pasado, El Celler de Can Roca, ya había sido coronado dos veces.

Este restaurante situado en Gerona (Cataluña), así como el primero, el italiano Osteria Francescana, pasaron a inaugurar entre otros templos gastronómicos la lista "The best of the best".

En los top 10 de este año también figuran el Maido (10), de Lima; Disfrutar (9), de Barcelona, y Mugaritz (7), de la localidad vasca de Rentería.

Pujol, el establecimiento del chef Enrique Olvera en Ciudad de México, se consagró por su parte como el mejor restaurante de América del Norte, en el número 12.

Colombia se estrenó en la lista de los 50 mejores del mundo, con el restaurante bogotano Leo (49), de la chef Leonor Espinosa.

El Quintonil en Ciudad de México se ubicó en el 24, Boragó en Santiago de Chile en el 26, Don Julio en Buenos Aires en el 34 y A casa do porco, de San Pablo, en el 39.

Figuran además 4 restaurantes españoles: Azurmendi (14), Tickets (20), Elkano (30) y Nerua (32).

Paralelamente, la mexicana Daniela Soto-Innes acudió a Singapur para recoger su premio anunciado en abril como mejor mujer chef del mundo con su restaurante Cosme, de Nueva York.

Emocionada, Soto-Innes hizo un alegato contra el ambiente en las cocinas de muchos restaurantes en los que los empleados "no tienen voz".

"Como mujer mexicana al frente de un equipo diverso, creo en la lucha diaria, contra la ignorancia y los prejuicios", clamó.

También el español establecido en Estados Unidos José Andrés recibió en mano el Premio Ícono por su contribución excepcional a la industria y su trabajo "motor de cambio".

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas