Política | Río Tercero | Menem | Fábrica Militar

Se cae el juicio por las explosiones y Río Tercero no adhiere al duelo

Se lo iba a juzgar el próximo 24 pero, por su muerte, la ley ordena el sobreseimiento del imputado. El Municipio riotercerense lo había declarado persona no grata. "Ni olvido, ni perdón: memoria", dicen en esa ciudad

A raíz del deceso del expresidente Carlos Menem, a los 90 años de edad, se cae el juicio oral en su contra en el marco de la causa por las explosiones en la Fábrica Militar, en tanto que la ciudad de Río Tercero no adhiere al duelo dispuesto por el gobierno nacional.

Como informó Puntal en su página web, el presidente Alberto Fernández decretó duelo por tres días a nivel nacional en virtud de la muerte de Menem, pero la Municipalidad de Río Tercero decidió no respaldar la medida, ya que el exmandatario nacional fue declarado allí persona no grata, al considerarlo el principal responsable de la voladura de la planta militar de esa ciudad, ocurrida el 3 de noviembre de 1995.

“Murió Carlos Menem en la más absoluta impunidad”, declaró el intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, tras conocerse la noticia.

Por las redes sociales, el municipio riotercerense publicó lo siguiente:

- “La ciudad de Río Tercero decidió no adherir al duelo nacional por el deceso de Carlos Saúl Menem en el día de hoy y que fuera dictado por decreto del gobierno nacional”.

- “El 3 de noviembre de 2020, cuando se conmemoraba el 25 aniversario de las explosiones de la Fábrica Militar, el intendente Marcos Ferrer firmó el Decreto 638/2020 donde se declaró persona no grata a Menem”.

- “Cumpliendo con lo dispuesto se informa que se ha resuelto no adherir al duelo nacional y no rendir homenajes a Carlos Saúl Menem, acusado de ser el principal responsable del atentado de las explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero en 1995”.

Ese año se produjo la explosión en la planta militar riotercerense que causó siete muertos, más de trescientos heridos y cuantiosos y millonarios daños materiales y psicológicos.

La Justicia dictaminó que la Fábrica Militar se hizo volar intencionalmente para ocultar el faltante de proyectiles contrabandeados a Croacia y Ecuador.

Por ese hecho, fueron condenados a 10 y 13 años de cárcel cuatro militares por el delito de estrago doloso agravado por la muerte de personas: Edberto González de la Vega, Carlos Franke, Jorge Cornejo Torino y Marcelo Gatto.

Y el 24 de este mes estaba prevista la realización del juicio contra Menem, por considerarlo coautor mediato de estrago doloso calificado, en los tribunales cordobeses.

Días pasados, su defensa había pedido la suspensión del inicio del juicio, argumentando su delicado estado de salud.

Pero con su muerte, acaecida ayer, el juicio se cae debido a que la ley ordena sobreseimiento por fallecimiento del imputado.

Consultado por Puntal, el abogado querellante Aukha Barbero expresó: “Personalmente no me gusta festejar muertes. Pero también creo que la muerte no reivindica. La mayoría de los habitantes de Río Tercero y, en especial los familiares de los asesinados, los mutilados y sus seres queridos, ya lo condenamos”.

Y añadió: “La Justicia no lo alcanzó con su mano lenta, deliberadamente lenta, pero tampoco él se dio el gusto de mostrar su sonrisa en las escalinatas de la absolución. Ni olvido, ni perdón. Memoria”.

El citado letrado representa en la causa, junto a Horacio Viqueira y Ricardo Monner Sans, a María Eugenia y María Julia Dalmasso Gritti, hijas de la fallecida letrada riotercerense Ana Gritti, cuyo marido, Hoder Dalmasso, fue una de las siete víctimas fatales del brutal estallido de 1995.

Los otros riotercerenses que murieron fueron Aldo Aguirre, Leonardo Solleveld, Romina Torres, Laura Muñoz, José Varela y Elena Ribas de Quiroga.

A 25 años del brutal estallido, los 10.000 damnificados siguen esperando el pago de las indemnizaciones por daños psicológicos y morales.

El Estado nacional les debe a los vecinos riotercerenses que sufrieron daños y perjuicios por la explosión de la planta más de 2 mil millones de pesos.