Policiales | Río | búsqueda | bomberos

Resultado negativo en el segundo día de búsqueda del joven bañista que se arrojó al río a la altura de la Estancia Yucat

Fabricio Cuello, de 20 años, es intensamente buscado por Bomberos Voluntarios de toda la región. El Fiscal René Bosio estuvo en el rastrillaje en el día de ayer. Hoy, desde las 7 horas, continúan los trabajos

Desesperante. Pasó el segundo día de búsqueda de Fabricio Cuello de 20 años de edad, oriundo de James Craik.

El joven se arrojó al río a la altura de Estacia Yucat el día domingo, cuando compartía la tarde con cuatro amigos. Habían disfrutado de un asado y luego se bañaban uno por vez, hasta dejarse llevar por la corriente hacia unas ramas.

En una de esas arrojadas, el joven fue arrastrado y no pudo salir.

El fiscal René Bosio se encuentra comandando la investigación para encontrar a Fabricio Cuello y, junto con el representante judicial, trabajan bomberos voluntarios de toda la región.

La segunda jornada de búsqueda comenzó tal como estaba previsto, a las 7 de la mañana. El clima no ayudó a la visibilidad y los trabajos se hicieron complejos.

Hasta la última luz del lunes se rastrilló la zona. En el sitio, cinco jóvenes fueron a pasar la jornada de sol el día domingo.

Allí, 68 bomberos buscaron incansablemente, se armó un centro de logística entre todas las unidades y se sumaron servidores públicos de distintas seccionales. Además, el departamento de Drones para la vista aérea del lugar y del departamento de Rescate Acuático, con más de 30 bomberos y otros 20 servidores de apoyo, conjuntamente con efectivos de la Policía Departamental. Lamentablente, hasta el momento, no se dieron referencias de Fabricio.

"La búsqueda no es sencilla, porque el río está muy crecido y se hace dificultoso y peligroso para los bomberos", dijo el fiscal René Bosio, quien estuvo presente en el lugar junto al prosecretario, Pedro Diana.

Por su parte, el titular del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Villa María, Gustavo Nicola, señaló: "El río está muy caudaloso y tiene mucha profundidad. Es muy difícil para nosotros entrar a buscarlo, ya que podemos quedar atrapados en una enramada".

Nicola también agregó que Fabricio “lamentablemente es hijo de un bombero, es una doble labor. Seguimos trabajando para dar con este chico, el río está difícil, debido a la crecida”.

Hoy, desde las 7 de la mañana, comenzará un nuevo día de búsqueda.

Según relató el fiscal Bosio a Puntal Villa María, el rastrillaje comenzará en el lugar del hecho, pero se va a ampliar la circunsferencia del terreno para hallar lo más pronto posible al joven bañista desaparecido.