Villa María | ropa | NIño | Rosa

Emprendedora creó una marca de ropa infantil sin distinción de género

La villamariense se sumó al nuevo paradigma de infancias libres en busca de desafiar los estereotipos de género y diseñó una marca de ropa unisex para niños y niñas bajo el nombre de "Magininxs"

La ropa sin género va ganando espacio en las propuestas de marcas independientes, cubriendo una demanda cada vez mayor de los padres: la de criar a sus hijos alejados de los binomios rosa y azul.

“Magininxs” es un emprendimiento local con una propuesta de ropa libre de género confeccionada con algodón recuperado. “Todo empezó por la necesidad de encontrar ropa cómoda para mi niño de dos años”, dijo Virginia Caleri, la emprendedora detrás de la confección de la indumentaria.

En ese sentido, Caleri señaló: “Diseño ropa sin género para niños con un material de algodón 100% recuperado que se tira en fábricas industriales. El material tiene un proceso y es una propuesta amigable para el medioambiente”.

El proyecto ofrece conjuntos de short y remera que no tienen género, con el objetivo de que la ropa sea tanto para niña como para niño sin colores que definan el género.

“Cuando ingresamos a una tienda de ropa para niños no encontramos la ropa mezclada, sino que está muy definida y encontramos de un lado la ropa para nena y por otro, la ropa de varón. Si es para niña, es todo de color rosa, brillos, flores; si es para niño, la ropa es siempre color azul, dragones o dinosaurios”, indicó la emprendedora.

Educar sin estereotipos

Virginia, además de emprendedora, es docente de nivel inicial y valoró la importancia de educar sin estereotipos de género: “Como docente de nivel inicial, considero que la utilización de la ropa sin género o unisex se constituye como una herramienta para luchar contra los estereotipos de género”.

Y agregó: “En la provincia de Córdoba hay muy pocas propuestas y las grandes marcas no ofrecen esta alternativa como sí lo hacen las marcas independientes como la mía, por eso planteé esta idea diferente”.

Por último, Caleri amplió: “Ya tuve demanda del producto, vendí conjuntos y me empezaron a seguir muchas personas en la cuenta de Instagram; es algo innovador y lo necesitamos porque estamos mucho más avanzados que años atrás, la venta por ahora es sólo por redes sociales, hay un showroom disponible con cita previa para que puedan ver los productos”.

La identidad se construye

En este sentido, la psicóloga Susana Amblard de Elia (M.P. 077. Esp.cl.441), especialista en Psicología Clínica y Educacional, aportó una mirada profesional a la temática de la “ropa sin género o unisex” que se plantean en la actualidad.

“La identidad se va construyendo, con lo cual hasta la adolescencia hay un proceso de conocimiento de sí mismo que se forma con las referencias de la realidad que los padres le van diciendo al niño/a: sos nena, varón, rubio/a, morocha/o etcétera”, dijo Amblard.

“La cultura acompaña con atributos que van cambiando con el tiempo (moda, celeste, rosa, aros, pelo corto largo), esto le permite al sujeto saber quién es y este acompañamiento sirve porque da pertenencia, soy como ellos o ellas”, agregó la profesional.

Asimismo, consideró que en la infancia los padres tienen que ser portavoces de la realidad tal como la consensúa el colectivo en el habita, sólo así habrá cambios; no obstante, irá cambiando a medida de que vayan surgiendo necesidades sociológicas de hacerlo.

Por último, la licenciada Amblard reflexionó: “La lucha por los estereotipos de género comienza cuando desde el discurso familiar se acepta y se toma postura frente a la diversidad que ya advierten y por la que preguntan los chicos” y agregó: “Es también una lucha por los estereotipos de género, promover desde la temprana infancia la igualdad de derechos y obligaciones para ambos, que van desde lo doméstico hasta lo laboral y social en general”.

Lo que se lee ahora