Espectáculos | salud | productor | costa

"Lo que siempre creí es que, a partir de los protocolos, los teatros no son focos infecciosos"

El productor Carlos Rottemberg manifestó su pesar por la decisión de Kicillof de suspender la actividad teatral en la costa atlántica.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó hoy los protocolos para las vacaciones de verano y anunció que no habrá teatro en la Costa Atlántica.

De esta manera, se agudiza la crisis para los trabajadores del rubro, que desde que se decretó la cuarentena obligatoria en la Argentina solo se han podido desempeñar mediante transmisiones por streaming, y soñaban con poder volver a los escenarios en los próximos meses.

El reconocido productor Carlos Rottemberg, quien pocos días después de que se decretara el aislamiento social anticipó que la temporada 2020 ya estaba “perdida”, habló con Teleshow tras la batería de anuncios de Kicillof y dijo estar “shockeado” por la noticia. “Pocas veces me pasó de no tener una respuesta sólida a lo que se me cruza por la cabeza”, reveló.

image.png

“Desde el principio tuve claro que este año estaba perdido. Lo hice público en marzo, cuando dije que nuestra actividad iba a contracorriente de lo que pide la salud del mundo en relación a los espacios abiertos y distanciamiento social: nosotros ofrecemos lo contrario”, indicó.

Sin embargo, estaba esperanzado en que los protocolos que se presentaron desde diferentes organizaciones ofrecieran una salida para poder trabajar en la temporada de verano: “Lo que siempre creí es que, a partir de los protocolos, los teatros no son focos infecciosos, sino que nos obligamos a cumplir, como debe ser, con el cuidado de la salud de los espectadores y los trabajadores”.

“Nuestra preocupación pasa por la Costa Atlántica fundamentalmente, que es donde se desarrolla, desde San Clemente del Tuyú hasta Las Grutas, ese corredor teatral y cultural que tiene tanto predicamento, haciendo epicentro en Mar del Plata, que por primera vez no podía levantar sus marquesinas. Un hecho inédito que nunca ocurrió… Por lo menos en mi caso necesito unas horas para asimilarlo y pensar”, expresó el productor.

A pesar de todo, Rottemberg aseguró que no baja los brazos y anticipó que hará todo lo posible “para intentar, con ingenio, tener un protocolo para trabajar”. En ese sentido, manifestó: “Sigo respetando el virus como el principal enemigo desde el primer momento, pero eso no me impidió nunca ni me impide seguir poniéndole garra a defender la actividad y los miles de puestos de trabajo y de decenas de empresas que se dedican al espectáculo”.

“Tampoco me impide ponerle toda la creatividad posible para no romper aún más algo que se llama tejido cultural. Esto hace referencia a que costó mucho construir en nuestra profesión a lo largo de décadas. Por eso, una posible apertura ya no la tomo como algo que tiene que ver con lo económico, sino también como un aspecto de resistencia cultural. Y me parece que es muy importante”, explicó.

Respecto a la Ciudad de Buenos Aires, Rottemberg apuesta a la reunión que mantendrá el próximo jueves con el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós. Mientras tanto, Villa Carlos Paz y las principales localidades turísticas de todo el país prevén un panorama complicado para la temporada teatral, tras los anuncios realizados esta tarde por las autoridades bonaerenses.