Nacionales | Santiago del Estero | Abigail Jiménez | Tucumán

Murió Abigail, la niña cuyo padre cruzó en brazos en Santiago del Estero

La historia de la pequeña se hizo conocida en el país cuando autoridades santiagueñas no los dejaban volver de Tucumán, donde se trataba de cáncer.

Abigail Jiménez, la niña de 12 años que sufría de cáncer y a quien en noviembre pasado le impidieron el ingreso a la provincia de Santiago del Estero en medio de los controles sanitarios por la pandemia del coronavirus, murió anoche en la ciudad de Termas de Río Hondo.

El deceso de la menor se produjo cerca de las 19 horas en su casa del barrio Toro Yacu, de la ciudad termal, en donde se encontraba realizando el tratamiento domiciliario, asistida por enfermeras.

La imagen de la niña, que sufría cáncer de huesos, cuando había sido cargada en brazos por su padre, quien la cargó porque le impedían llegar a su casa, luego de haberse trasladado con su familia a la vecina provincia de Tucumán, conmovió al país al viralizarse en redes sociales y medios de comunicación.

Las autoridades santiagueñas explicaron entonces que impidieron el ingreso de la familia, porque no poseía la documentación que acreditara su viaje a Tucumán.

La menor había sido llevada al Hospital de Niños de Tucumán para recibir tratamiento oncológico, ya que desde hacía 6 años padecía esa enfermedad.

Según denunciaron los Jiménez, en los controles sanitarios fueron retenidos durante dos horas, a pesar del delicado estado de salud de la niña.

La imagen planteó cuestionamientos a las férreas medidas para impedir la circulación de personas como parte de la estrategia contra la pandemia.

La menor padecía un extraño cáncer en la pierna llamado Sarcoma de Ewing y fue tratada en diciembre pasado en el Hospital de Pilar, en la provincia de Buenos Aires.

Durante los últimos días de ese mes, la menor había experimentado una mejoría y comenzó a prescindir de la respiración asistida, según contaron sus familiares.

A fines del año pasado, había sido internada en el Hospital de Niños de la capital santiagueña, pero Abi pidió a sus padres irse a la casa en Las Termas de Río Hondo.

Allí, se dispuso que se instalara todo el equipamiento médico y la medicación necesaria para su cuidado.