sector | local | actividad

El sector de la construcción insiste para que se flexibilice la actividad

Los gremios y las cámaras lo solicitaron ante el Ministerio de Industria. El secretario de la seccional de la UOCRA local, Miguel Verón, comentó que fueron parte del mismo a raíz de la complicada situación que los trabajadores atraviesan

La expansión de la pandemia resultó en una emergencia sanitaria y, además, como daño colateral impactó de manera directa en la economía del país y el mundo. El sector de la construcción fue uno de los más afectados por y ante el cese de la actividad en el lapso del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Quienes integran el sector reclaman la flexibilización de la actividad para regresar a trabajar. En este contexto, el secretario de la seccional local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Miguel Verón, afirmó a PUNTAL VILLA MARIA que presentaron en conjunto a la Unión Empleados de la Construcción y Afines de la República Argentina (UECARA) y las cámaras del sector de la construcción un pedido para que se analice la flexibilización de la actividad en la provincia.

En el documento presentado al Ministerio de Industria, Comercio y Minería provincial, Verón comentó que expresaron la situación crítica que atraviesa el sector y solicitaron la gestión para la efectivización de las obras privadas. Por otro lado, remarcó que en la ciudad esperan la reactivación de la obra privada, no obstante, que en la Central Termoeléctrica –obra pública- el 60% promedio de los trabajadores continúan con sus tareas y que paulatinamente se incorporará al faltante.

Pedido

En referencia al comunicado, el gremialista expresó que buscan incluir al sector privado y que, además, se puedan visibilizar las realidades de cada una de las localidades del interior de la provincia en función de llevar a cabo las medidas correspondientes, motivo que desembocó en la unión de los gremios y las cámaras que comprenden al sector de la construcción. La solicitud fue presentada días atrás y aún aguardan respuesta.

En consonancia al contexto que atraviesa el país por la pandemia y con la intención de regresar a las actividades, Verón aseveró: “Queremos regresar sin relajarnos y siendo responsables por la problemática coyuntural que atravesamos. Pero la misma nos lleva a actuar. El trabajador necesita su ingreso, entre ellos los informales, los contratistas chicos, los compañeros que viven día a día. Cumplimos con la cuarentena, pero hace más de treinta días que no trabajamos y nos cuesta llevar el sustento”.

Por otro lado, manifestó que se añadieron a la petición para defender a los obreros. En tal sentido, dijo: “Vemos injusto que se tengan que pasar por una causa penal por estar trabajando. La realidad es que si los compañeros trabajan pueden comer, si no, no lo hacen”.

En relación a toda la movilización que llevan a cabo y frente a ciertos planteos de la sociedad, el gremialista exteriorizó: “Nos importa lo que está pasando, pero tenemos que trabajar para comer. La gente está preguntando mucho, llama para averiguar cuáles son las medidas que se están tomando para volver a la actividad. Estimamos que, si no le encontramos una salida, el resultado va a ser que los compañeros trabajen a escondidas y van a salir por la necesidad”.

Salud y trabajo

La dicotomía de la crisis desemboca en la preservación de ambos derechos, al respecto, Verón alegó que ambas son complicadas, por un lado, el contagio por la expansión del virus, pero por el otro el hambre que los trabajadores están soportando en muchos casos. “No quiero que se ofenda nadie, pero en un supermercado o en una cola de alguna entidad hay más gente acumulada con capacidad de contagio expuesta al virus que en una obra”.

El secretario de la seccional puntualizó que el sector hace más de dos años que “padece una decadencia brutal” y necesita del respaldo estatal. Además, sostuvo que en este momento la flexibilización sería un respiro para los trabajadores.

Seguridad

Hace unos días, desde el gremio presentaron un conjunto de medidas de seguridad, del cual esperan una aprobación. Al respecto, aclaró: “No es que estamos haciendo un reclamo irresponsablemente. Tenemos un protocolo y una propuesta seria. Las localidades chicas tienen otro tipo de realidad, diferente a las grandes urbes”.

Local

A nivel local, el gremialista detalló que quieren solucionar la situación que atraviesan los trabajadores y que mantienen diálogos con empresas, contratistas para ver el respaldo económico en este contexto. “Son varias cuestiones a charlar, porque no es fácil. No es una cuestión de firmar acuerdos y salir a trabajar. Por más que haya sido estratégico vincularnos para volver a trabajar, jamás vamos a entregar los reclamos de nuestros compañeros”, garantizó.

“Estamos esperando la respuesta desde el gobierno provincial, participamos fuertemente en esa presentación desde Villa María. Si tenemos que comenzar a llevar a cabo medidas de fuerzas, lo vamos a hacer porque no podemos dejar de visibilizar la verdad, la realidad del sector. Porque si no nos mata el virus, lo va a hacer el hambre”, concluyó.