Villa María | semana | escuela | familias

Participaron 35 familias del campamento astronómico en la Escuela Granja el fin de semana

La actividad fue organizada por la Tecnoteca, con la finalidad de observar la Luna, las estrellas y los planetas por la noche. Comenzó el sábado por la tarde y se extendió hasta el mediodía del domingo

Durante el fin de semana se llevó a cabo el Campamento Astronómico en el predio de la Escuela Granja. De la iniciativa participaron 35 familias que pudieron observar a través de un telescopio la Luna, las estrellas y los planetas.

Asimismo, desde la Municipalidad comentaron que fueron realizadas también todo tipo de charlas relacionadas con el espacio y los astros para la variedad etaria que fue partícipe del evento.

Campamento

La actividad inició el sábado a las 18.00 horas con el armado de carpas de manera conjunta entre todos los participantes y se extendió hasta cerca del mediodía del domingo.

La propuesta, dirigida a familias, fue la observación del espacio celestial alrededor de un fogón.

La iniciativa fue desarrollada bajo todas las normas de bioseguridad y, además, los niños debieron estar acompañados en todo momento por adultos.

Cabe señalar que fueron diseñadas las respectivas burbujas para mantener el distanciamiento.

La propuesta se desprende de la Secretaría de Educación, Cultura y Promoción de la Ciencia a través de la Tecnoteca.

Convocatoria

El jueves de la semana pasada comenzó la convocatoria para ser partícipe de este evento, siendo agotada la capacidad al día siguiente.

El sábado comenzaron con el armado de carpas a las 18, continuaron con un recorrido por la escuela, realizaron la primera observación, que fue solar, junto con una charla sobre telescopios. Hablaron sobre la observación y contemplaron a la Luna y a Marte.

Luego llevaron adelante el fogón, incluyendo una intervención cultural y la cena para hablar sobre las constelaciones.

Culminó la jornada con la puesta lunar y desayunaron a las 9 para realizar una actividad a las 10 y despedirse unas horas después.

Lo que se lee ahora