Tranquera Abierta | SENASA | Argentina | Suiza

La Argentina y Suiza acordaron continuar con el comercio de productos orgánicos

El Senasa y la FOAG extendieron la vigencia de las equivalencias del sistema de producción orgánica de nuestro país hasta 2026

Funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de la Oficina Federal de Agricultura (FOAG, por sus siglas en inglés) de Suiza, mantuvieron un encuentro virtual donde acordaron extender la vigencia de las equivalencias del sistema argentino de producción orgánica. De esta manera el país europeo ratifica su confianza en la producción y certificación de las exportaciones argentinas.

Este acuerdo habilita el ingreso directo a esa nación europea de cualquier alimento orgánico producido en nuestro país. Dado que Suiza es un parámetro en materia de calidad de alimentos para el resto de las naciones europeas, el logro de esta equivalencia implica un reconocimiento fundamental para el Senasa y la producción orgánica de la Argentina, evidenciando así la confianza alcanzada con los importadores de productos ecológicos.

Como consecuencia del encuentro, se logró la extensión del plazo de vigencia del acuerdo unilateral de reconocimiento por parte de Suiza al sistema argentino de producción orgánica, que rige desde el año 1997 y cuyo vencimiento correspondía al 31 de diciembre del 2022. A partir de lo acordado, este plazo se extendió hasta el 31 de diciembre de 2026 inclusive.

"Adicionalmente, se acordó elaborar una hoja de ruta para establecer los plazos en pos de lograr la eventual firma de un acuerdo de equivalencias que implique el reconocimiento de alcance bilateral de ambos sistemas de producción orgánica. En tal sentido cabe destacar que los compromisos asumidos en el marco de este encuentro, serán formalizados en un futuro cercano en comunicaciones oficiales de ambos organismos", destacó el director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, Alejandro Fernández.

Por su parte el director de Estrategia y Análisis de Riesgo del Senasa, Esteban Sampietro explicó que “en esa hoja de ruta se establecerán que productos que van a ser equivalentes a partir de la extensión del plazo para exportar a Suiza, donde además se realiza una revisión de la normativa sanitaria que ampara los envíos de este tipo de producciones.”

Según los datos del Senasa, en lo que va de 2022 los envíos de productos ecológicos de la Argentina a Suiza suman más de 657 toneladas. Los productos orgánicos argentinos mayormente exportados a este destino son alimentos industrializados - que involucran mayor ocupación de mano de obra en la producción – como vino, azúcar, miel, aceite de limón y de uva, y productos cárnicos bovinos. Todos ellos son elaborados bajo un sistema normativo alineado a los requisitos internacionales y certificado por entidades habilitadas y auditadas por el Senasa.

Participaron por parte del Senasa además de Fernández y su equipo de profesionales integrado por Sampietro y Nora Puppi; el coordinador de Relaciones Internacionales, Miguel Donatelli quien también estuvo junto a su equipo de trabajo; y representantes de la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Por parte del servicio sanitario de Suiza participaron los responsables de Promoción de Calidad y de Ventas, Patrik Aebi; y adjunta, Priska Dittrich; del Departamento de Promoción de Calidad y de Ventas, Nicolás Schönenberger; e Isabel Schuler y Simón Leser, de Relaciones Comerciales Internacionales.

Los productos “orgánicos”, “ecológicos” o “biológicos” son obtenidos a partir de un sistema agropecuario cuyo objetivo es el de producir alimentos sanos y abundantes, respetando el ambiente y preservando los recursos naturales. La producción orgánica se basa en la aplicación de técnicas tendientes a mantener o aumentar la fertilidad del suelo y la diversidad bilógica, que permitan proteger a los cultivos y animales de plagas, malezas y enfermedades bajo un nivel tal que no provoquen daños económicos.