Río Cuarto | shell | YPF | pesos

Cuarta suba en 4 meses de la nafta: la súper llegó a $ 70

Es el valor que mostraron ayer las estaciones de servicio YPF en la ciudad. La Infinia trepó hasta los $ 78,60. Advierten que puede haber un ajuste más el mes próximo.

Los combustibles tuvieron ayer el cuarto incremento en los últimos cuatro meses, con un alza de entre el 2,5 y el 3 por ciento dependiendo de la ciudad, el tipo de nafta y la marca. La que hizo punta, como siempre, fue la de control estatal YPF, y le siguió inmediatamente Raizen, que comercializa Shell.

En el acumulado, los surtidores se movieron casi 20 por ciento en la segunda mitad del año, aunque los expendedores aseguran ya que debería ajustarse entre 6 y 7 por ciento en diciembre porque “los precios siguen atrasados”.

Lo cierto es que el de los combustibles es un segmento sensible para el resto de los precios porque impacta de lleno en los fletes que, en Argentina, son mayormente terrestres. Por eso ya se descuenta que habrá un plus para la próxima medición inflacionaria.

Con el aumento de ayer, en Río Cuarto la nafta súper alcanzó los 69,9 pesos en YPF mientras que la Infinia trepó hasta los 78,6 pesos. Por su parte, el gasoil común se vende a 63,1 pesos y el gasoil Infinia a 74,7 pesos.

“Este aumento se encuentra en línea con la decisión de ir recortando brechas entre la Capital Federal y el resto de las provincias”, indicó la compañía de mayoría estatal en un comunicado.

Como se recordará, ya habían aplicado ajustes de precios en agosto, septiembre y octubre, luego de suspenderlos durante la primera parte del año, en medio de la pandemia.

Y si bien comenzó a tener una política diferenciada de aumentos, aplicando porcentajes mayores en AMBA, aún la diferencia con el interior persiste. Con la nueva suba, el litro de nafta súper en Buenos Aires se comercializa a $ 63,6 (antes $ 61,84) y la premium Infinia, $ 73,40 ($ 71,34).

Por otra parte, el gasoil se fue a $ 59,40, de los $ 57,75 que costaba hasta ahora. En tanto, el gasoil "premium" subió de $ 67,56 a $ 69,50, en la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo a lo señalado, YPF pretende mantener al menos el mismo ritmo de evolución que el tipo de cambio, según fuentes de la compañía.

En el tercer trimestre de 2019, la petrolera estatal perdió US$ 482 millones, lo que representó una mejora con respecto a los US$ 1.258 millones que había perdido entre abril y junio últimos.

Lo cierto es que tras el aumento en los combustibles dispuestos por YPF, la petrolera Shell tomó la misma medida y aplicó ajustes cercanos al 3%.

Así, la petrolera Raizen -que comercializa combustibles en el mercado local con la marca Shell- también actualizó los cuadros tarifarios en similar proporción.

La versión Shell V-Power nafta pasa en Buenos Aires de $ 72,74 a $ 74,90, lo que marca un alza de 2,97%, aunque en Río Cuarto se acerca a los $ 80 al aparecer en las pizarras a $ 79,97. La súper de la angloholandesa pasó de $ 62,64 a $ 64,56, un incremento de 3,07% mientras en la ciudad alcanza ya los $ 70,98.

Por otra parte, el V-Power Diesel en Buenos Aires aumentó de $ 68,89 a $ 70,81 una suba de 2,79%, aunque en las Shell de Río Cuarto se despachaba a $ 75,98. Por último Shell Fórmula Diesel que pasó de $ 59,99 a $ 61,79 con una suba del 3% en AMBA; en la ciudad se vende a 64,98 pesos.