Deportes |

Tanta Defensa como Justicia

Sebastián Beccacece, melena al viento, un Caniggia puesto al costado de la cancha; logra, hasta aquí, hacer un buen equipo sin grandes figuras.

No lo pasó por arriba Defensa y Justicia a River. El trámite y las estadísticas del partido hablan de una paridad que, en la tenencia (algo no decisivo) y los remates, favoreció al Millonario. Pero la victoria del Halcón sobre el campeón de América no es casual, si uno se remite a sus actuaciones a lo largo del torneo y esa manera de moverse en la cancha que acredita que es uno de los mejores equipos para ver en la Superliga. Su posición en la tabla lo avala y es hoy por hoy, un enemigo importante para cualquiera. De la mano de un técnico interesante, sin techo y salpicado por el último período de la selección en el que estuvo al lado de su entrenador de cabecera de siempre (Jorge Sampaoli), el equipo de Florencio Varela puede recibir seguramente el mejor piropo en medio de un fútbol que mueve divisas sin ton ni son. 

Sebastián Beccacece, melena al viento, un Caniggia puesto al costado de la cancha, logra, hasta aquí, hacer un buen equipo sin grandes figuras. Se ha dicho de muchos técnicos en la historia pasada y reciente de nuestro fútbol esto. Poco nombre individual, mucho juego colectivo. Defensa juega bien. Empecemos diciendo que defiende bien, algo que a los "puristas" les aterra. Y después, una vez conseguida la pelota la administra correctamente. Se preguntará Usted a esta altura de la nota: “¿Es candidato a campeón?”. Y digo: “Sí, ¿porqué no?”. Hay conjuntos así en estos tiempos. El Atlético Tucumán de Zielinski es una muestra y para que el campeonato tenga cosas saludables, que nos saquen de los "poderosos dones del dinero", están Vélez y su juvenilia y otros, que integran el grupo "obreros del campeonato", y que pelean como pueden y lo hacen bastante bien.

No es curioso en estos tiempos ver resultados que asombran de arranque. No sólo por estos lares. El mundo del fútbol tiene a diario muchos "batacazos".

Es verdad que a la larga, y a pesar de imprevistos, son casi siempre los mismos los que levantan los trofeos. En todo el orbe.

A pesar de ello, Defensa y Justicia está en carrera, y al torneo le queda mucho, pero no tanto. Salvo el colombiano Delgado y el petiso Rius, pisando los treinta, los demás que entraron al Monumental no pasan de 23 años, salvo Miranda que tiene 25.

Racing parece "cortado", pero entre las irregularidades propias y los cotejos que deben algunos, la cosa puede complicarse para el Chacho y los suyos. Por ejemplo, si Boca ganara los dos partidos pendientes quedaría a seis de la Academia.

Da la impresión de que Huracán, otro buen protagonista de la Superliga, se verá resentido en esto de ser casi una filial de Boca, a la hora de las ventas y contrataciones, incluido su técnico. El empate ante San Lorenzo no lo mostró tan sólido y repartió aciertos y errores contra un rival que jugó buena parte del partido con un jugador menos y que, se supone, tardará mucho en componer un equipo (San Lorenzo).

Defensa y Justicia tiene picos sin nombres estelares. Lisando Martínez y Barboza atrás, el paraguayo Rojas (de una gran pegada) en el medio y los chicos Togni y Fernández arriba.

Ya entramos en la semana del reinicio formal de la Superliga. Hay un River-Unión, mañana, que va poniendo a los de Gallardo al día. Y ya el viernes vuelve esta vilipendiada Superliga, que sufrió los embates poco serios de la Conmebol por la final de Libertadores.

Justamente, el viernes, Defensa y Justicia recibirá a San Lorenzo. Un nuevo desafío para este Halcón de Varela. Enfrentar al Ciclón de Almirón, al San Lorenzo de Bragarnik (el empresario más influyente de estos tiempos) que acercó "refuerzos" que van con Almirón a todas partes.

Talleres visitará a Independiente y Belgrano recibirá a Unión. El domingo a la misma hora. River espera a Patronato y Boca viaja al Parque Independencia. El puntero Racing jugará el sábado en Mar del Plata ante Aldosivi. Y así seguirá la vida de un torneo engendrado en la era pos-Grondona que parece seguir manipulando desprolijidades desde algún sitio.

De todas maneras, por estas horas, el fútbol argentino tiene en sus cielos un Halcón que vuela alto pero que sabe que abajo está la verdad.

Por eso juega bien, pero primero defiende bien, con y sin la pelota. A esta altura del año pasado, Pep Guardiola contestó ante la crítica de lo mucho que había gastado en refuerzos para el Manchester City, que era lo que necesitaba para pelear los torneos."Hay equipos que gastan muchísimo dinero en dos o tres jugadores y nosotros, por ciertas circunstancias, hemos tenido que hacer esto. Lo que es seguro es que en verano ahora ficharemos sólo a uno o dos jugadores. Si se ha gastado tanto es porque teníamos esa necesidad". El City, a comienzos del 2018, gastó 300 millones euros. Guardiola dijo: "Los precisamos. No soy mago".

Se debe concluir, entonces, que técnicos como Beccacece tiene algo de Copperfield o al menos de Emanuel, quien anda haciendo su excelente show en las sierras de Córdoba.



Osvaldo Alfredo Wehbe.  Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas