Deportes | todos | liga | final

"No llegan todos los buenos en el fútbol"

Aseguró: "En todas voy a estar con mi hijo, porque aprendí y es muy difícil poder llegar"

“Puli” Berterame destaca con humor que “la historia dirá que a Marcos lo hizo dejar el fútbol su hijo (sonríe). Y es verdad, porque yo lo quería ver a Thiago”.

Resaltó que “la experiencia me ayudó mucho. Sé que aún podría estar jugando. Cuando fui a Cañuelas, veía a los chicos y me pregunté mil veces si no podía jugar. En julio de 2017 jugué mi último partido con Rivadavia ante Unión Central. Y en septiembre me fui a Buenos Aires con mi familia. Hace poco me llamó un dirigente de un club de la Liga Béccar Varela, y le dije que estaba viviendo en Buenos Aires, pero ya no juego más, porque me dedico a acompañar a mi hijo”.

El jugador era de elite

Marcos Berterame tenía todas las condiciones para triunfar, pero ahora sabe que no alcanza sólo con las condiciones. “Empecé a jugar en Asociación Bancaria y luego en Malvinas Argentinas en el baby”.

Agregó que “hice inferiores en Asociación Española, donde Fernando Alba me formó y me llevó a entrenar con la primera. Debuté con René Beccaría a los 15 años. Me sacó de la quinta junto a Tejeda. Debutamos contra Alem en ‘La Leonera’. Los dos entramos en el segundo tiempo, yo lo asistí y Tejeda hizo el gol. Ganamos 1-0”.

Explicó que “había gerenciado Miguel Placencia. Me llevó con Claudio Bulgra y Lucas Barrionuevo a Brown de Adrogué. ‘Cóndor’ Bulgra jugó varios partidos, y anduvo bien. Yo jugué los últimos dos partidos del torneo contra Temperley y Morón, uno fue televisado, y el presidente me dijo que iba a firmar contrato. Pero después no hubo acuerdo con Placencia”.

Destacó que “con Colo Colo de Chile también estaba todo acordado, pero cuando llegamos a Chile la documentación firmada había desaparecido. Fue un golpe. De Newell’s me volví a los pocos meses, porque era chico y no me la banqué, porque había ido con Mauro Rosales. También probé a Banfield, y quedé, pero nunca supe por qué no fui a la pensión, donde estaban Suárez, Herrera, Salinas, Erregarena y Vázquez”.

Manifestó que “en Mendoza probé en Independiente Rivadavia, donde estaba ‘Nano’ Guzmán. Me dijeron que les gustó cómo jugué, pero que tenían un cupo y necesitaban un delantero. Esa vez dije hasta acá llegué. No pruebo más”.

Señaló que “en Española jugué 3 años (lo vio debutar a Franco Jara). Luego Rivadavia me compró el pase. Marcelo Peretti era un dirigente que me ayudó mucho y me quiso tanto como todos en ese club, donde encontré gente que aún hoy me quiere mucho. El mejor recuerdo es el título de 2007, en la final contra Colón en Plaza Ocampo. Ese día es inolvidable para todos los hinchas del ‘verde’. Después me tocó ganarle una final a Alem en 2013 con un equipazo que dirigió Marcelo Santoni, que me quería en el plantel que gané el último título, pero en el que sólo jugué dos partidos”.

Explicó que “Raúl González fue otro DT que me marcó. Muy buen agente y muy pasional. No me olvido más cuando metió un pique junto a Bulgra para marcarle lo que tenía que hacer. Pero Raúl lo hizo del otro lado de la raya de cal. Un maestro”.

Destacó que “jugué con Jorge Molina en Ricardo Gutiérrez de La Palestina. Era un equipazo, hasta Santoni jugaba, pero no hicimos la campaña deseada, y luego terminamos salvando la categoría ante San Lorenzo de Las Perdices con ‘Chacho’ Peñaloza”.

En la Liga Béccar Varela “jugué en Unión Lagunense. Pereno llevó a una selección de Villa María y perdimos una final contra Lambert. Luego me rompí los ligamentos. En 2014 me llevó ‘Tato’ Bassi con otros 7 jugadores de la Liga, y fuimos campeones con Semprini. Empezamos perdiendo 2 partidos y nos querían echar a todos, pero al final dimos la vuelta”.

Dijo que “irme de grande a acompañar a Thiago no fue fácil. Dejamos todo, vendimos todo y nos fuimos. En Cañuelas anduvo bien, y en Argentinos no fue fácil. ‘Si se van, me vuelvo’, me dijo Thiago. Acá estamos, el fútbol no es fácil, porque Thiago quedó en muchos clubes. La vida del futbolista es muy difícil. Y no todos los que llegan son buenos, y muchos buenos, no llegaron. Es luchar día a día”.

Lo que se lee ahora
las más leídas