Deportes | Trabajo | AFA | futbol}

"Tenemos un plantel muy profesional, siempre dispuesto a trabajar"

Lo dijo Alberto Salomón, ayudante de campo de Marcelo Vázquez, sobre la buena predisposición del plantel a la hora de entrenarse en estos tiempos en los que las formas y los medios han cambiado.

El fútbol argentino vive horas de definición respecto de su futuro por la situación que estamos viviendo con la pandemia de coronavirtus, que ha marcado un quiebre, no sólo en este año 2020, sino también a futuro en muchísimos aspectos. Sin ir más lejos, el presidente de AFA, Claudio Tapia, en el día de ayer, en diálogo con TNT Sports, confirmó la finalización de la temporada de la Superliga.

En lo que respecta a Estudiantes, el tiempo es de espera para determinar cómo va a finalizar la Primera Nacional, que lo tiene como gran animador en el segundo puesto, detrás de Atlanta, en la Zona A del torneo.

Vale recordar que el último partido que jugó Estudiantes en el certamen fue el 14 de marzo en el infierno de Santiago del Estero, con el empate en cero frente a Mitre, en aquel sábado en el que el termómetro pasó los 40 grados en esas tierras.

A partir de allí, la situación cambió de manera categórica. El 20 se decretó la cuarentena con el aislamiento social obligatorio y, tras varias fases del mismo, continuamos luchando contra este flagelo mundial.

Para el cuerpo técnico que encabeza Marcelo Vázquez ha sido también un desafío a la hora de programar los entrenamientos de acuerdo a varios aspectos particulares, como la vivienda, el espacio físico para entrenarse y otras variables que son importantes en este tiempo, a la par de la cuestión anímica tan especial, producto del encierro.

Alberto Salomón se sumó al equipo de trabajo de Vázquez al comienzo de esta temporada de Primera Nacional y a su cargo, entre otras cosas, está el análisis de videos y diversas tareas vinculadas al estudio del rival.

Para el propio Salomón, lo más dificil es “no saber cuándo se va a comenzar nuevamente, por el hecho de que la planificación es muy abierta”. “En mi caso, con el análisis de los rivales mediante video, por el hecho de no saber contra quién vamos a jugar el próximo partido, eso te genera algo de incomodidad. Lo estamos llevando bien, por suerte tenemos un plantel en el que son muy profesionales y siempre están predispuestos para trabajar”, resalta.

En cuanto a lo organizativo, dice el mendocino que lo que se quiere buscar y mantener es “el orden que te lleva el entrenamiento profesional”. “Hemos apelado a la tecnología con entrenamientos monitoreados y con la aplicación Zoom. Virtualmente tenemos contacto con ellos todos los días. Hay una rutina física del profe Palladino y diferentes charlas con el cuerpo técnico. En torno a los videos, le mandamos de manera individual a cada jugador las últimas presentaciones y partidos para que se vea y analice cuáles son las virtudes y debilidades para ir mejorando”.

Tanto el profe Palladino como José Mancinelli, entrenador de arqueros, han focalizado en un tema que es básico en esta situación y que es el vinculado al espacio con el que cuenta habitacionalmente cada jugador. Ese es otro punto en al cual el propio Salomón hace referencia, fundamentalmente con el hecho de mantener los hábitos regulares.

“Levantarse temprano, la sensación de cumplir un horario, de que podamos vernos la cara y charlar, intercambiando en qué situación está cada uno con lo que sea, en este caso con una cámara de por medio”, precisa.

Salomón no sólo tiene a cargo el análisis de videos y la tarea de colaborar con Vázquez de manera muy estrecha, sino que también está a cargo del selectivo en el cual se les da vista a los jugadores de inferiores y así se manifiesta. “Eso nos tiene contentos y enchufados, se hizo un trabajo en este primer semestre del año con el selectivo de 18 chicos que ya venían destacándose en años anteriores. Se empezó a trabajar a la par del plantel profesional, en diferentes horarios pero a la par del equipo de Primera para hacer una integración de la metodología del día a día, lo mismo hacemos con ellos con el monitoreo. Una vez que terminamos con la Primera División junto con Juan Nahas, nos quedamos con los chicos, hacemos el entrenamiento vía aplicación e intercambiamos algunas situaciones. Les mandamos videos para que analicen y algunas tareas para que trabajen. Hay que tratar de mantenerlos motivados con los conceptos para que el día de mañana, si les toca trabajar con la Primera, no sientan que están muy lejos. Esa es la idea desde que se formó el selectivo”.

En medio de la incertidumbre lógica, el cambio de paradigma se ve reflejado en diferentes situaciones de trabajo. Hoy las vías virtuales son las que priman en todos los ambientes y, por supuesto, el fútbol no es la excepción.

FUENTE: Puntal.com.ar
Lo que se lee ahora