Internacionales | Trump | michigan | estado

Biden hace campaña en el estado de Michigan y Trump, en Pensilvania

El candidato demócrata centró todos sus esfuerzos en el votante afroamericano, en tanto que el Presidente hizo varios actos en un territorio clave para los comicios del martes.

El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, concentró ayer su campaña electoral en el estado de Michigan con el objetivo de terminar de convencer al votante afroamericano, mientras que el actual mandatario y postulante republicano a la reelección, Donald Trump, hizo varios actos en Pensilvania, territorio clave en la definición de la elección del martes 3 de noviembre.

Biden estuvo acompañado del expresidente y su compañero en la fórmula que llegó a la Casa Blanca en 2009, Barack Obama, en su visita a la localidad de Flint primero y luego Detroit, ambas ciudades en la que predominan los votantes negros, de acuerdo a la agenda oficial.

Fueron dos actos con el formato "drive-in”, en los que los seguidores acompañaron sin bajarse de sus autos, modalidad que el demócrata repitió durante toda la campaña por respeto a las recomendaciones sanitarias ante el coronavirus.

El objetivo es apelar a la participación del votante afroamericano, que en los comicios de 2016 cayó al 15% en ambas ciudades, hecho fundamental que le permitió a Trump imponerse en Michigan y llevarse los 16 votos que otorga ese estado para el Colegio Electoral.

A diferencia de lo que ocurrió hace cuatro años, los sondeos prevén un triunfo demócrata, pero Trump no abandonó la puja política y esta semana encabezó dos actos allí, incluyendo uno en Lansing, capital estatal.

El republicano se concentró ayer en Pensilvania con cuatro actos en distintas localidades, en sintonía con el ritmo acelerado que le dio a su campaña para intentar revertir las encuestas que lo dejan afuera de la Casa Blanca.

A diferencia de los demócratas, el magnate realiza mitines con una multitud, sin distanciamiento social ni tapabocas, enmarcados en su discurso de minimizar la gravedad del coronavirus, que él mismo se contagió y del que se recuperó.

Incluso fue más allá y durante un acto en Michigan culpó al personal sanitario por las cifras de fallecidos: "Nuestros médicos obtienen más dinero si alguien muere a causa del Covid-19. Quiero decir que nuestros médicos son personas muy inteligentes. Entonces lo que hacen es decir: 'Lo siento, pero todos mueren de Covid-19”‘.

Los resultados de la votación en Pensilvania, estado natal de Biden, serán particularmente esperados el 3 de noviembre, después de la sorpresiva victoria de Trump en 2016, la primera de un candidato republicano desde 1988.

Inédito

Más de 89 millones de estadounidenses emitieron ya su voto anticipado, una cifra récord que adelanta una participación histórica, según un conteo difundido por el grupo de monitoreo US Elections Project.

Esta mayor asistencia preliminar refleja el enorme interés que este proceso electoral suscita entre la población y el llamado, especialmente de los demócratas, a sufragar por correo para evitar las aglomeraciones por la pandemia.