Internacionales | Trump | estado | votos

Trump, enojado con dirigentes de su partido por admitir que ganó Biden

Fue luego de que el recuento confirmara su derrota en Georgia, estado gobernado por republicanos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acusó ayer a las autoridades del estado sureño Georgia, que pertenecen a su mismo Partido Republicano, de privarlo del triunfo electoral que cree haber obtenido, debido al manejo del recuento manual de votos en esa región.

“El gobernador de Georgia (Brian Kemp) y el secretario de Estado (Brad Raffensperger) se niegan a permitirnos ver las firmas que expondrían cientos de miles de boletas ilegales y darían al Partido Republicano y a mí, a David Perdue, y tal vez a Kelly Loeffler, una gran victoria”, escribió el mandatario en Twitter.

“¿Por qué no lo hacen y por qué son tan rápidos para certificar un recuento sin sentido?”, agregó, luego del anuncio de que el recuento manual de votos arrojó una ventaja de poco más de 12.000 sufragios para el candidato demócrata Joe Biden.

Perdue y Loeffler son los actuales senadores federales por Georgia, que aspiran a ser reelectos pero deberán competir en segunda vuelta con los candidatos demócratas el 5 de enero, resultado crucial para definir la situación en el próximo Senado, en el que hasta ahora los republicanos tendrán 50 bancas -exactamente la mitad del total- y los demócratas, 48.

El gobierno de Georgia anunció ayer que certificó la victoria de Biden tras concluir el conteo manual de cinco millones de boletas, aunque aclaró que “la certificación no impide que el Estado continúe con las investigaciones actuales relacionadas con las elecciones generales o de proseguir con cualquier acusación futura que pueda surgir de estas elecciones”.

Raffensperger certificó que Biden ganó en Georgia por 12.587 votos, luego de un recuento manual que redujo ligeramente la ventaja del líder demócrata.

“Con la certificación, comienza el período de dos días hábiles para que un candidato que perdió por menos de 0,55% de los votos solicite un recuento”, dijo la oficina.

Trump afirma que ganó las elecciones y los demócratas le robaron la victoria mediante un fraude masivo e irregularidades.

En este contexto, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, evitó pronunciarse sobre cuándo reconocerá Trump su derrota en las elecciones y reiteró que hay “un litigio en curso” a ese respecto.

McEnany se referió a la certificación de los resultados electorales en el estado de Michigan, y además subrayó que Trump obtuvo más votos en las elecciones que ningún presidente en la historia de la nación.

“Ahora mismo hay un litigio en curso”, señaló y remarcó que “hay, según lo que sabemos, 74 millones de estadounidenses que han votado por este presidente”, algo que calificó de “realmente extraordinario”, según la agencia de noticias Europa Press.

Para resultar ganador, Trump necesitaría dar vuelta los resultados en no menos de tres de los estados donde perdió.