Río Cuarto | TSJ | ordenanza | Provincia

Prórroga: esperan que esta semana el TSJ se expida sobre la cautelar

Las presentaciones judiciales se encuentran "a despacho" de los integrantes del máximo órgano judicial de la provincia. Se aguarda que en los próximos días salga la resolución sobre el planteo que hizo la Ucedé.

A 9 días de la finalización del mandato del intendente Juan Manuel Llamosas, se espera que esta semana el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba se expida sobre la cautelar que presentó la Ucedé respecto de la ordenanza de la prórroga.

Según pudo averiguar Puntal, las presentaciones judiciales realizadas están “a despacho” del TSJ, con lo cual se aguarda que “en el transcurso de la semana” haya novedades.

Al máximo órgano judicial de la provincia llegaron una serie de acciones judiciales.

Al respecto, el candidato ucedeísta Marcelo Ljubich le solicitó al Tribunal Superior que declare la inconstitucionalidad de la ordenanza electoral aprobada por el Concejo Deliberante de manera unánime.

Pero, frente a la eventualidad de que la resolución salga después del 2 de julio, fecha del vencimiento de los mandatos, Ljubich interpuso una medida cautelar para dejar sin efecto la ordenanza hasta que el TSJ se expida sobre la solicitud de inconstitucionalidad.

Precisamente, ése es el planteo que se espera que se resuelva en los próximos días.

No obstante, las mencionadas no son las únicas presentaciones.

Eduardo Scoppa, el candidato de Riocuartenses por la Ciudad, elevó una acción declarativa de certeza en la que le pide al tribunal que diga si la ordenanza 1.304 es constitucional o no.

Por su parte, el abogado Enrique Novo fue a la Justicia para que se convaliden la ordenanza y el decreto que se refieren a las elecciones y a la prórroga.

Respecto de este tema, trascendió que la Fiscalía General de la Provincia consideró “procedente” el planteo, tras lo cual ahora la definición está en manos de los integrantes del TSJ.

Mientras tanto, la Legislatura Unicameral se notificó sobre la existencia de la normativa municipal pero decidió no tratar el tema para no alterar el principio constitucional de autonomía municipal.

Para la oposición, se trató de un revés del oficialismo, en tanto que para éste, la confirmación de que en Río Cuarto se hicieron bien los deberes.