Nacionales | uia | UIA | industria

La industria cayó en el primer bimestre y la UIA espera mayor baja en marzo

Además según la entidad se le suma un fuerte desplome de la demanda, que en el 72% de las empresas encuestadas supera el 60% de contracción.

La actividad fabril registró una caída interanual de 0,9% en febrero, con lo cual en el primer bimestre del año se acumuló una baja de 0,2% respecto a igual período de 2019, según un informe de la Unión Industrial Argentina (UIA), en el que advirtieron que este retroceso se profundizó en marzo por el impacto económico del aislamiento por el coronavirus.

"La pandemia del Covid19 ocurre justo cuando la actividad comenzaba a mostrar signos de desaceleración de la caída en la producción, luego de 20 meses de caídas interanuales”, señaló la entidad fabril en su informe mensual de actividad.

Según el análisis, en febrero se observó una baja mensual de actividad del 1% en la medición desestacionalizada.

En este contexto, y en base a una encuesta realizada por la UIA, “al interior de la industria todas las ramas de actividad presentan gran cantidad de empresas inactivas, tanto vinculadas a actividades no esenciales como a las esenciales, que han restringido su producción a lo elemental”, indicó el informe.

A esto, agregó la entidad, se le suma la fuerte caída de la demanda, que en el 72% de las empresas encuestadas supera el 60% de contracción.

“Los datos preliminares de marzo del sector automotriz (-34,4%), de la producción siderúrgica (-26,8%) y de los despachos de cemento Portland (-46,5%) dan cuenta de ello”, precisó la UIA.

En cuanto al desempeño de febrero, se explicó por la contracción de sectores como la industria automotriz, minerales no metálicos y la metalmecánica; mientras el resto de los sectores presentó caídas más moderadas o subas interanuales en su actividad.

En particular, destacó el informe, la industria automotriz, luego de haber registrado una suba interanual en enero (39,7%), presentó una caída en sus niveles de producción del orden del 20% durante febrero.

El sector de minerales no metálicos registró a su vez una baja de 13,2% en sus niveles de producción, en gran medida por la caída de 25,2% de los despachos de cemento Portland.

La producción metalmecánica se contrajo 6,0% por la menor actividad de los rubros autopartes, fundición y bienes de capital.

Por su parte, los sectores que amortiguaron la caída de la actividad en mayor medida fueron la refinación de petróleo (9,4%), sustancias y productos químicos (5,3%, por la mayor producción de petroquímicos intermedios, básicos orgánicos y agroquímicos y fertilizantes).

También mejoró el rubro de alimentos y bebidas (5,2%, por el incremento en molienda de oleaginosas y de cereales, principalmente).

El empleo industrial, detalló el informe, presentó una leve desaceleración de la caída a una tasa de 3,9% interanual en enero (cuando el promedio del último trimestre de 2019 fue de -4,4%), lo que equivale a 44.170 puestos menos en la comparación interanual.

“La caída de la actividad y el empleo también se vieron reflejadas en la menor cantidad de empleadores que registraron declaraciones juradas en el SIPA (-2,3% interanual y 12.603 registros menos)”, puntualizó la entidad fabril”, con lo cual las empresas industriales declarantes registraron un descenso de 4% interanual: 2.109 empresas menos.

La UIA advirtió que “las perspectivas para la industria son inciertas ante el complejo contexto económico mundial generado por el Covid-19”.

En ese sentido, “hay numerosas ramas industriales que registran una fuerte caída de las ventas (de hasta el 100%) con consecuentes dificultades para hacer frente a los compromisos financieros y salariales”, mientras “se espera que a nivel mundial esta sea la crisis más aguda desde 1929”.

Por eso, concluyó la UIA, “serán fundamentales las medidas contracíclicas para brindar un panorama de previsibilidad al entramado productivo y sus trabajadores, más aún teniendo en cuenta el delicado punto de partida”.