Villa María |

Una sentencia local fue reconocida por poseer perspectiva de género

La Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación la incluyó en un compendio realizado entre 2017 y 2020 en el que se encuentran otras 110 de todo el país. Es la primera vez que se realiza esta iniciativa en Argentina

Una sentencia villamariense fue reconocida por poseer perspectiva de género. Se trata de un hecho de acoso sexual dentro del trabajo, resuelta por el excamarista Osvaldo Mario Samuel.

La Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación la incluyó en el primer compendio de sentencias con perspectiva de género en Argentina. Allí se encuentra con otras 109 de distintas partes del país que ocurrieron entre 2017 y 2020.

La presentación de esta iniciativa fue llevada a cabo en el marco del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se conmemora el 25 de noviembre.

Compendio

Desde la Oficina de la Mujer mencionaron que está conformado por resoluciones remitidas por la Justicia de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, Neuquén, Mendoza, Río Negro, Santa Fe, Santa Cruz y Tucumán.

Esta iniciativa es resultado de un trabajo por parte de la Oficina de la Mujer que por más de 10 años ha sistematizado las decisiones judiciales sobre cuestiones de género.

Cada una de las decisiones que integran el compendio preserva la identidad de las partes, conforme la normativa vigente.

Por ello, las personas pueden acceder a leer una reseña de cada caso, que se encuentra dividido por jurisprudencia, o ingresar al documento completo.

Una de las claves fue que en 2020 la Comisión Permanente de Género y Acceso a la Justicia de la Cumbre Judicial Iberoamericana convocó a todos los poderes judiciales a enviar fallos, a fin de integrar un proyecto de análisis de sentencias con perspectiva de género de todos los países de la región.

Las sentencias y autos interlocutorios remitidos debieron abordar la protección de los derechos de mujeres, niñas, adolescentes y del colectivo LGBTTIQ+ .

Hecho

El 4 de junio del 2013 una mujer es acosada sexualmente por un compañero de trabajo. Ella se encontraba en la cocina cuando él ingresa y le toca la cola con dos dedos.

Deshecha por la situación, se va del lugar sin decir nada. Luego plantea lo ocurrido en el espacio de labor, renuncia y presenta una denuncia penal ante la Fiscalía del Tercer Turno.

Cuando la empresa quiere sancionar a esta persona por lo ocurrido, no puede hacerlo por los fueros sindicales. Es allí donde recurren a la Justicia.

En la primera instancia, se definió el desafuero para esta persona, la cual reconoció los hechos pero los minimizó.

Sostuvo que la tocó para moverla porque estaba ocupando el espacio más de lo previsto y él quería hacerse un café.

La defensa del acusado apeló ante la Cámara del Trabajo y tras un análisis pormenorizado el juez Osvaldo Mario Samuel sentenció el desafuero en 2017.

En los argumentos aclaró que no es una cuestión antisindical. Por el contrario, enfatizó que su accionar afectó “seriamente la integridad, el honor y la dignidad de su compañera de trabajo”.