Villa María | vecinos | edificio | Defensoría

Los vecinos de la histórica torre de calle Alem llevaron el reclamo a la Defensoría del Pueblo

Tras reunirse en asamblea, los habitantes del reconocido edificio céntrico firmaron una carta que fue llevada a la Defensoría. La administración y los residentes fueron citados para el jueves próximo

Siguen en lucha. Los vecinos que habitan el histórico edificio de la calle Alem se reunieron en asamblea el jueves por la noche para reclamar en forma conjunta la situación “inhabitable” de la reconocida torre céntrica.

Residentes del complejo que tiene 114 departamentos le confiaron y mostraron a este diario documentos en los que las roturas se multiplican y el estado de abandono es constante.

Claraboyas rotas e inundación de pasillos cada vez que llueve, ascensores sin funcionar, falta de desinfección y hasta la puerta de ingreso también con roturas.

Luego de la asamblea, los vecinos firmaron una carta que fue entregada a la Defensoría del Pueblo y su titular, Alicia Peresutti, citó a las partes para el próximo jueves.

“Nos juntamos con los vecinos, realizamos un escrito en el que marcábamos todas las necesidades que teníamos y que exígiamos porque así nos marcan los derechos. Quisiéramos que la administración trabaje de forma transparente y que no sea oportunista”, le confió un vecino a Puntal Villa María.

Respecto al petitorio que firmaron todos los habitantes del edificio expresaron: “La carta la firmamos todos los vecinos y se presentó en la Defensoría del Pueblo y su titular, Alicia Peresutti, va a mandar una citación al representante de la administración para que se presente en la Defensoría el jueves 11 de febrero, fecha en la que también vamos a acudir 4 vecinos”.

Más allá de los pedidos y la reunión de los vecinos, la administración aún no dio respuestas: “Seguimos sin solución, los responsables van a tener que explicar por qué contrató una empresa de seguridad que no existe en AFIP, boletas de luz que no coinciden con la electricidad de las expensas y la situación inhabitable del edificio”.

Para finalizar dijeron: “Somos optimistas, aunque anhelamos algún día sacar a esta administración. Y que el fideicomiso realmente ponga a gente competente y no a alguien que sea dueño de departamentos aquí adentro”.