Doce personas fueron detenidas y unos 1.300 vehículos fueron secuestrados ayer durante un allanamiento que se llevó adelante en un desarmadero a la vera de la Autopista Córdoba-Rosario, en inmediaciones de la localidad de Pilar.

El megaoperativo se desarrolló en marco de una investigación iniciada hace más de un año por una supuesta infracción a la ley de autopartes.

Entre los detenidos se encuentra el dueño del predio, quien se encargaba de comprar vehículos a los seguros catalogados para “destrucción total”y, en lugar de ser destruidas, sacaban las piezas en mal estado y las vendían en el mercado negro.

El comisario inspector Carlos Palaver, jefe del Departamento Sustracción de Automotores, dijo que de acuerdo a la Ley de Autopartes, esta actividad es ilegal y “conlleva un peligro inminente para la unidad móvil donde fueran a ser colocadas”.

El comisario indicó que "es incalculable el valor" por la cantidad de vehículos secuestrados, aunque se trataría de una suma millonaria.

Además, el predio no cuenta con habilitación y, según pudo constatar la policía, significa un peligro para el medioambiente.

las más leídas