Deportes | Villa María | Bruno | tiempo

Ezequiel Bruno cumplió con su participación en Villa María

El atleta se adaptó a tiempos de pandemia. "La preparación fue muy complicada. Gracias al equipo pude culminar la prueba", dijo

La tradicional prueba prevista para el 20 de septiembre en sus 42km es una de las maratones más grandes del mundo y tradicionales todos los años.

En tiempos de pandemia, si bien no pudo partir de la Avenida Figueroa Alcorta 7000 en la ciudad de Buenos Aires, el atleta villamariense Ezequiel Bruno participó a su manera y comentó cómo lo hizo.

Bruno la corre todos los años y el domingo más allá de no poder concretarla en esa ciudad, desarrolló en Villa María idénticos kilómetros, acompañado por el equipo de Nicolás Restivo Team. El punto de largada y llegada fue el Polideportivo “Guillermo Armando Evans” de Villa María.

¿Cómo fue la organización?

Acerca de la organización, comentó que lo armaron “entre el licenciado de Educación Física Nicolás Restivo y todo el grupo de compañeros”, que habitualmente entrenan con el joven atleta.

De esa manera, el deportista recorrió un circuito armado en las calles de Villa María, que terminó 42.195 metros con un tiempo de 3 horas con 15 minutos.

El villamariense expresó a PUNTAL VILLA MARÍA: “Estaba anotado desde hace varios meses para correrla y luego cuando comenzó la pandemia se suspendió. Así que decidí correrla en la ciudad. En la mañana del domingo a las 7.30 horas largamos la prueba. Fue espectacular, el tiempo acompañó, sin viento, sólo estaba un poco fresco”.

Agregó: “Me cansé muchísimo pero valió la pena, fue algo diferente, salió todo muy bien, la corrí en mi ciudad y no en Buenos Aires, pero de alguna manera cumplí con lo que efectúo todos los años desde hace bastante tiempo”.

También manifestó: “El circuito estuvo lindo, pero me costó bastante, porque uno no está en el mismo ritmo como otros años. Si bien entreno a la par del profesor Nicolás Restivo, se notó y fue dura. Agradezco a todo el grupo de compañeros, al profesor, a mi novia y mi niño por acompañarme”.

“Respetamos todas las distancias, los protocolos, y tuvimos todos los cuidados correspondientes, espero que todo esto pase pronto, es un 2020 atípico, diferente, de pandemia, pero lo mismo pude cumplir con lo que tanto me apasiona”.

Enfatizó que “el tiempo fue lo menos importante, ya que lo pretendido era completar la prueba”.

Ezequiel Bruno finalizó confesando que hubo complicaciones. “Teníamos la idea de hacer un poco menos en cuanto a tiempos, pero por un calambre tuve que aflojar un poco, lo que no fue impedimento de nada. Gracias a la ayuda de la familia y al equipo, salimos adelante para culminar la prueba. Fue una preparación complicada de varios meses, entrenamiento, alimentación y gimnasio”.