Villa María | ablación multiorgánica | Hospital Regional Pasteur | Narella Elizabet Pérez

Se realizó una ablación multiorgánica de manera exitosa en el Hospital Regional Pasteur

En la misma se logró racionar hígado, riñones y córneas, que fueron donados bajo la intervención de Ecodaic e Incucai. La última ablación en el nosocomio había sido hace 20 días y de similares características

Como se había anticipado en este medio, ayer se realizó una ablación multiorgánica en el Hospital Regional Pasteur. Se trata de una paciente joven de 22 que hacía algunos días estaba internada en la institución pública y, pese al esfuerzo del personal médico del nosocomio local, falleció.

El procedimiento se realizó correctamente y resultó exitoso: en el mismo se logró racionar hígado, riñones y córneas.

“Un agradecimiento a toda la gente que participó en el procedimiento, en especial a la familia que acompañó en la decisión de poder donar órganos y seguir brindando vida a otra gente”, dijo Luciano Caponcelli, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Regional Pasteur y referente local del Ente Coordinador de Ablaciones e Implantes de Córdoba (Ecodaic).

Un agradecimiento a toda la gente que participó en el procedimiento, en especial a la familia que acompañó en la decisión de poder donar órganos y seguir brindando vida a otra gente Un agradecimiento a toda la gente que participó en el procedimiento, en especial a la familia que acompañó en la decisión de poder donar órganos y seguir brindando vida a otra gente

El procedimiento llevó más de 24 horas, desde que comienza hasta que termina y se hace entrega del cuerpo a la familia, es una cuestión logística que lleva mucho trabajo realizarla”, indicó el profesional de la salud.

Sobre la donación de órganos, el médico señaló que desde que cambio la ley hace tres años, “no se le pide más permiso a la familia como antes, sino que se les informa que el paciente va a donar y la ley es bien clara en eso, respecto a qué es lo que se conoce como presunto donante. Si no hay una manifestación negativa al respecto o no existe manifestación tanto sea negativa o positiva respecto a la donación, se lo toma como positivo, pero más allá de eso no deja de ser un acto médico y se evalúa cada situación y contexto”, advirtió Caponcelli.

Cabe señalar que la última ablación que se realizó en el Hospital Pasteur había sido hace 20 días, aproximadamente. “Es una donación importante la que se hizo, pero depende de cada paciente”, indicó.

Y añadió: “Son muchas las personas que trabajan en el procedimiento, desde el Hospital hasta el aeropuerto de Villa María y el equipo que hace el traslado. Eso da la pauta de que hay que derribar un mito que existe hasta el día de hoy que es el comercio de órganos, es algo imposible de hacer en Argentina porque trabajan muchas personas”, dijo.

Donante

La donante fue Narella Elizabet Pérez. La joven tenía 22 años de edad y se accidentó el miércoles 15 de marzo por la noche, cuando iba de acompañante en una motocicleta que era manejada por una amiga.

El lamentable hecho se produjo cuando un camión de transporte de leche embistió desde atrás la motocicleta en la que viajaban las dos chicas y Narella resultó con heridas de gravedad.

Por la gravedad de las múltiples lesiones sufridas, Narella fue trasladada al Hospital Pasteur, donde fue internada en grave estado bajo el cuidado del personal médico.

Cuando se constató su deceso, la familia de la joven estuvo de acuerdo con la donación de sus órganos.

Carina Ester Osses, mamá de la joven, autorizó la ablación y aseguró que Narella siempre prestó su ayuda incondicional a todos, por lo cual esto será para que pueda darle vida a quien lo necesite.