Villa María | abogado | Justicia | joven

El fiscal de Cámara adelantó que pedirá la pena de prisión perpetua

El juicio se realizará el próximo lunes. Familiares del joven asesinado se manifestaron en Tribunales para pedir "justicia verdadera". El abogado querellante sostiene que fue un asesinato en el que hubo odio hacia el pobre

La familia de Miguel Alexander “Nano” Martínez (22), el joven que fue asesinado a golpes y semienterrado en un campo, pidió este martes frente a Tribunales que se haga “justicia verdadera”, todo en vísperas del juicio oral y público que se desarrollará el próximo lunes en la misma sede judicial y que contará con jurados populares.

Por el sangriento episodio que se llevó la vida de Martínez, ocurrido el sábado 23 de mayo de 2020, están imputados Joaquín Munarriz Gianoni y Eliézer Tomás Cánova, quienes lo habrían matado para ocultar otro delito, lo que se conoce penalmente como “homicidio criminis causae”.

El caso generó una profunda conmoción en la comunidad, especialmente, por la violencia utilizada para perpetrar el delito.

“Fue un horror la forma en la que me quitaron a mi hijo, lo desaparecieron, lo mataron sin que se pueda defender, con varios elementos”, sostuvo ayer la madre de la víctima, Mirta Martínez, ante la prensa.

El cuerpo del chico fue hallado el viernes 29 del mismo mes en un monte de la zona rural de Arroyo Algodón, a 10 kilómetros de dicha localidad. El cadáver estaba semienterrado.

Hablaron el fiscal de Cámara y el abogado querellante

A días de que comience la audiencia, el fiscal de Cámara Francisco Márquez adelantó que, al momento de los alegatos, pedirá la pena de prisión perpetua, apoyándose en la figura solicitada por la Fiscalía que llevó adelante la instrucción, la de Juliana Companys.

El funcionario que representa al Ministerio Público Fiscal (MPF) se mostró empático con el caso, especialmente con el dolor que siente la madre. “El reclamo de la señora es legítimo. Su hijo es un pobre chico que fue asesinado por dos vendedores de droga”, exclamó.

Marquez cargó contra el abogado defensor de los imputados, Marcelo Martín Silvano. “El doctor intentó instalar en la opinión pública que esta gente está detenida en un proceso nulo y la verdad es que, en dos oportunidades, el juez de Control y la Cámara de Casación me han dicho que no es nulo”, reafirmó.

Por su parte, el abogado que patrocina a la familia de la víctima, Manuel Argüello, mencionó que se mantendrá firme con el pedido que hizo desde un comienzo. “El Código dice que corresponde una perpetua, no cabe otra condena para este tipo de delitos”, aseveró.

Argüello volvió a insistir en que se trató de un asesinato en en el que estuvo presente la figura de la aporofobia, es decir, el odio hacia el pobre.

“La forma de ejecutar el crimen y el modo de esconder el cuerpo, que fue con absoluto desprecio y desaprensión, nos hace ver que hay una mirada indudablemente despectiva de la víctima. Es más, nos atrevemos a pensar que por sus cabezas pasó la idea de que nadie iba a reclamar, que nadie iba a pedir justicia por este joven”, añadió.

“Hay gente que se ve afectada por este hecho. En lo personal, he estado acompañando a la familia de Nano y he visto un deterioro sostenido en su calidad de vida. No se trata solamente de la desaparición de un hijo, que es algo tremendamente doloroso, sino lo que significó, significa y significará para ellos”, afirmó.

Abogado habla de aporofobia

Arguello.JPG

El abogado querellante, Manuel Argüello, sostiene que los acusados actuaron con aporofobia, es decir, con rechazo y desprecio hacia una persona a la que consideraron pobre. Pidió la pena máxima para los acusados, que es lo mismo que establece el Código.

Un abrazo que nace del alma

Selien y Nano 1.JPG

La madre de Selien Cantero, joven asesinado en 2018, acompañó el reclamo de Mirta y pidió que se haga justicia, así como ocurrió con los acusados de asesinar a su hijo, quienes hace un año fueron condenados a la pena de prisión perpetua.