Villa María | abogado | libertad | megáfono

Libertad para el vecino que discutió en la cervecería. "Fue una decisión grave", dijo su abogado

El martes por la tarde fue detenido Ramiro Sobrino, un vecino de la ciudad que habría amenazado con un megáfono a los propietarios de una cervecería ante los disturbios ocasionados.

“No fue la solución utilizar un megáfono pero tampoco me parece que la fiscal (Companys) tome una decisión tan grave como la detención por supuestas amenazas reiteradas que ni siquiera se califican por utilizar armas”, manifestó el abogado defensor Javier Marcos.

Y añadió: “Con una simple citación, el señor Sobrino se hubiese presentado inmediatamente y podría haber dado cuenta de lo que quisiera”.

La detención ocurrió tras presentarse con la defensa en el Palacio de Justicia después de que el viernes pasado los uniformados se hicieran presentes en el domicilio de Soborno y él se encontrara trabajando en el campo.

El sábado, según Marcos, sucedió algo similar pero la Policía tenía una orden de allanamiento y otra de detención. Sobrino estaba trabajando en la zona rural. Ante esto, tanto el acusado por amenazas como su esposa contactaron a la defensa, quien aseveró que quiso hablar con la fiscal Juliana Companys el lunes y no lo atendió.

Ante el pedido de detención, el abogado explicó: “Solicitamos un mantenimiento de libertad para que fuese evaluada, pero lo rechazó inmediatamente”. Por ese motivo, indicó que se presentaron el martes y se tomó la decisión de detenerlo.

“Pedí hablar con ella nuevamente y no fui atendido. Al no tener comunicación lo canalicé por la vía que corresponde, por medio de un control jurisdiccional”, describió el abogado y siguió: “Presenté una intervención de la jueza de Control y al término de dos horas estaba resuelta la situación procesal de Sobrino. Recuperó inmediatamente la libertad”.