Nacionales | abuso-sexual | Alperovich |

Alperovich pidió licencia como senador luego de ser acusado de violación por su sobrina

El legislador nacional cedió a las presiones de su propio espacio peronista y presentó la solicitud ante Michetti, titular de la Cámara

Acusado por una sobrina por supuesto abuso sexual, el tucumano José Alperovich pidió ayer una licencia a sus labores como senador nacional.

Pese a resistirse en un primer momento, Alperovich cedió a las presiones que partieron incluso del propio espacio peronista y decidió suspender su trabajo legislativo hasta que la Justicia esclarezca la denuncia en su contra por presunta violación a una sobrina que trabajaba con él.

En una nota dirigida a la vicepresidenta y titular del Senado, Gabriela Michetti, el senador peronista explicó los motivos de su decisión.

"En estos días, como es de público conocimiento, he sido víctima de denuncias promovidas en mi contra. La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré, a la corta o a la larga, ante la Justicia", subrayó.

Y agregó: "A fin de dedicar mi tiempo y mi esfuerzo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad y reparar mi honor, le pido expresamente que me confiera licencia en mi honorable cargo".

La joven, que actualmente tiene 29 años, amplió este lunes la denuncia contra su tío en Tribunales de Tucumán y dio detalles sobre los hechos de presunto abuso que, según expresó, tuvieron lugar entre fines de 2017 y mayo de 2019 tanto en la ciudad deBuenos Aires como en la provincia norteña (ver aparte).

Varios dirigentes del Frente de Todos le habían reclamado a Alperovich que presentara la licencia a su cargo para no comprometer a los senadores peronistas mientras transcurriera la investigación de los hechos denunciados.

El escándalo que involucra al tucumano se destapó escasos días después de que se conociera el anuncio de que se uniría junto a su par coprovinciana Beatriz Mirkin a la bancada del Frente para la Victoria, que a partir del 10 de diciembre podría fusionarse con la del bloque Justicialista.

Reclamo de una senadora

En declaraciones formuladas a radio Futurock antes de que trascendiera el pedido de licencia, la senadora nacional pampeana del PJ Norma Durango le había aconsejado públicamente al tucumano que adoptara dicha decisión para "no poner al pleno en una situación tan difícil".

"Es muy duro tener a un colega que se siente en una banca igual que nosotros y esté denunciado por estas situaciones", señaló.

Más cauta había sido la reacción del senador aliado al kirchnerismo Fernando "Pino" Solanas, quien en declaraciones a Radio La Patriada dijo que habría que "esperar a ver qué dice la Justicia".

"Soy un militante de los derechos de la mujer, y por supuesto que si se confirma sería lamentable", aclaró Solanas, que en el gobierno de Alberto Fernández asumirá como embajador argentino ante la Unesco.

"Si aceptamos cada denuncia sin investigación capaz que nos quedamos sin senadores, hay que ser serios", agregó. 

También el diputado nacional de Red por Argentina Felipe Solá había expresado que si él fuera Alperovich, "pediría licencia".

En declaraciones a Radio La Red, consideró que "el Senado hizo bien en brindarle garantías a la denunciante" al trasladarla del sector donde trabajaba para alejarla del contacto directo con el denunciado.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, advirtió que la denuncia contra Alperovich "merece un profundo repudio", si los hechos "sucedieron" como se los anunció.

"Es un tema realmente grave, sobre todo como se denunció" y que sucede en torno de ámbitos de "actuación pública", afirmó el funcionario, en declaraciones formuladas en la Casa Rosada al término de la reunión de gabinete.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas