Río Cuarto | Accesibilidad | Universidad | Villa María

La Fundación Santiago Yuni y la Universidad de Villa María trabajarán juntas por la accesibilidad

Firmaron un convenio de trabajo conjunto en el marco de la 8ª Semana de la Esperanza que organiza la ONG todos los años. Luis Negretti, rector de la casa de altos estudios, destacó la importancia de contar con formación y concientización en la temática

En el marco de la 8ª Semana de la Esperanza, organizada por la Fundación Santiago Yuni, se celebró un convenio de trabajo conjunto entre la ONG que trabaja por los derechos de las personas con discapacidad y la Universidad Nacional de Villa María. En un acto, con la presencia de las autoridades de ambas instituciones, se destacó la importancia de contar con espacios universitarios capacitados para brindar accesibilidad a los estudiantes.

En diálogo con Puntal, el rector de la casa de altos estudios de Villa María, Luis Negretti, señaló que “el conocimiento entre la fundación y la universidad ha crecido mucho en el último tiempo, por lo que decidimos aumentar el lazo y profundizar las actividades de trabajo conjunto”, aseguró el directivo.

Comentó que, más allá del número de estudiantes que cursan en el establecimiento que tienen algún tipo de discapacidad motora y visual, “pensamos en trabajar con las condiciones necesarias para que toda persona que tenga una discapacidad no sea eso una barrera para estudiar en nuestra institución”, dijo Negretti, y agregó: “Es por esto que tenemos en cuenta un diseño universal de la arquitectura, las posibilidades de los planes de estudio que se pueden adaptar a algún tipo de limitación que la discapacidad lleve a ese estudiante, por ejemplo”.

“Tenemos en cuenta un diseño universal de la arquitectura, las posibilidades de los planes de estudio que se pueden adaptar a algún tipo de limitación que la discapacidad lleve a ese estudiante, por ejemplo”, indicó Luis Negretti, rector de la Universidad de Villa María.

- De este modo, se supera la idea de que accesibilidad es sólo una rampa, hay otros aspectos que hacen a la enseñanza del estudiante.

- Sí, como pueden ser los adultos mayores, o cualquier otra persona que hoy está plenamente saludable, pero mañana tiene un accidente de tránsito y se quiebra, por ejemplo, la discapacidad es más amplia, todos podemos tener una situación al menos temporaria.

- Más allá de los equipos que trabajan específicamente con el tema, que ya han participado de la Semana de la Esperanza, ¿cómo se aborda la accesibilidad con el resto del personal de la universidad, como los mismos docentes?

- En la universidad se difunde mucho esta temática, tenemos una comisión de Accesibilidad y Derechos Humanos, que permanentemente está concientizando y acompañando a los equipos docentes. A todos en general, y en particular cuando hay una persona con discapacidad que participa de los procesos de enseñanza. Lo mismo sucede con los no docentes, trabajadores de las distintas estructuras de la universidad, como los de la biblioteca, para las personas que tienen algún tipo de disminución visual. Es una temática transversal y la trabajamos de esa manera.

En este sentido, Negretti sostuvo que “la universidad no puede poner barreras, y es importante que las personas que tienen algún tipo de discapacidad participen activamente de los procesos, es la mejor manera de darnos cuenta de lo que nos falta, seguramente como en cualquier institución faltan elementos, pero lo que no nos faltan son ganas de superar las dificultades”, dijo el directivo.

- ¿Tienen vínculo con otras universidades que trabajan del mismo modo con la accesibilidad en sus instituciones?

- Hay un interés de todo el sistema universitario, hay una red del Consejo Interuniversitario Nacional, que es de Discapacidad y Derechos Humanos, en la que están representadas todas las universidades públicas argentinas y es un espacio de debate muy bueno, porque sirve para hacer un análisis comparado. En las universidades más antiguas es más complejo que en las nuevas, que tienen una parte de su infraestructura construida en la última década, pero no es sólo lo físico, sino también otros factores y en ese sentido lo venimos trabajando en red.

Semana de la Esperanza

Por su parte, la presidenta de la Fundación Santiago Yuni, Verónica Pipino, comentó que en el convenio con la Universidad Nacional de Villa María se venía gestando desde hace tiempo, pensando en cómo concretarlo en acciones específicas. “Ayer (por el miércoles) comenzamos con un conversatorio sobre universidades accesibles, también en el marco de esta semana de actividades”, dijo y agregó: “Nosotros este año pensamos en la importancia de la temática de la universidad, de mostrar la oferta académica a los alumnos de los últimos años de la escuela media, para que quienes tuvieran algún tipo de dificultad o discapacidad sepan que hay universidades que tienen accesibilidad física y también en la oferta académica”.

“Este año pensamos en la importancia la temática de la universidad, de mostrar la oferta académica a los alumnos de los últimos años de la escuela media, para que quienes tuvieran algún tipo de dificultad o discapacidad”, dijo Verónica Pipino.

Por otra parte, consideró que “generar este tipo de articulaciones con instituciones tan importantes de la región, como lo es la Universidad Nacional de Villa María, a nosotros nos da prestigio porque es una institución que tiene una visión clara sobre trabajar con un diseño universal; segundo, porque los alumnos que se formen allí, por la visión que tienen, serán profesionales de mentes abiertas a cualquier tipo de desafío. Es por esto que consideramos muy importante firmar este convenio”.

- De este modo, se cierra un círculo educativo que ha empezado en otros años durante estas jornadas con los jardines, primarios y secundarios, sumando a las universidades para que la persona con discapacidad tenga un espacio donde formarse profesionalmente.

- Hemos venido trabajando con distintos grupos poblacionales desde el inicio de estas jornadas, desde las salitas hasta los adultos mayores, y nos faltaba la arista de la formación profesional para estudiantes universitarios.

- ¿Se realizarán más actividades en la Semana de la Esperanza?

- Sí, se cierran mañana (por hoy) con una charla que se dará en el Viejo Mercado: “Envejecer en pandemia”, porque creemos que es la población que más ha sufrido el encierro en este período. Estarán presentes cuatro disertantes, dos de Córdoba, uno de Buenos Aires y uno de Río Cuarto, con especialidades de psicología y terapia ocupacional, para darles herramientas a estos grupos poblacionales para que puedan reinsertarse en la vida social.