Policiales | accionar-policial | detención |

Mañana “agitada” en bar céntrico: hombre ingresó con un hacha y comenzó a golpear la heladera

No hubo heridos. El sujeto fue detenido por la Policía minutos después del hecho. El dueño del local dijo que conocía al aprehendido e incluso manifestó que este mismo había realizado trabajos de plomería en el lugar

Era una mañana tranquila como tantas otras en el reconocido bar céntrico de calles Buenos Aires y General Paz. La gente desayunaba en el lugar: café en mano y un par de medialunas para acompañar.

La jornada matutina se tornó agitada cuando un hombre de 54 años de edad ingresó al local gastronómico minutos antes de las 10. 

Entró por una de las puertas laterales, lanzó en voz alta un “buen día” para que lo escuchen todos los presentes y se dirigió hasta una heladera vertical que se encontraba en la parte trasera de la barra/mostrador. 

El sujeto comenzó a efectuarle golpes al refrigerador con un hacha. Sí, como lo leyó, con un hacha. Según las descripciones efectuadas por el dueño del lugar, el muchacho en cuestión no pudo romper el refrigerador, eso lo motivó a abrir la puerta del artefacto eléctrico para luego tirar al piso las botellas que había en su interior.

“No hubo hachazos a las mesas o al mostrador como se dijo”, señalaron los propios encargados del espacio.

Un muchacho “excelente y responsable”

El encargado del café le explicó a PUNTAL VILLA MARÍA que lograron reconocer al sujeto que causó los destrozos. Su nombre es Esteban y hace cerca de 8 años realizó trabajos de plomería en los sanitarios del bar. “Era un muchacho excelente y responsable”, afirmaron. “La persona que entró hoy (por ayer) no es la misma que la de hace 8 años”, agregaron.

En el bar no supieron explicar  por qué Esteban hizo lo que hizo. “Esto no es normal en un ser humano”, detalló el dueño.

El accionar policial

El sujeto se retiró del local y fue detenido a pocos metros. La información oficial que brindaron desde la Jefatura de la Departamental General San Martín indica que una de las empleadas del lugar, alertada por lo que ocurrió en el interior, dio aviso inmediato a un policía que realizaba tareas preventivas en la zona peatonal.

El personal de seguridad le solicitó al hombre que suelte el hacha, pero este se negó. Frente a dicha actitud, los efectivos redujeron al sujeto y de esa manera evitaron un mal mayor. El hacha fue secuestrada y el hombre puesto a disposición de la Justicia.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas