Villa María | acero | empleo | aumento

Crecen la producción y el empleo, pero preocupa el precio del acero

Los niveles de producción aumentaron 31,9% en mayo respecto a igual período del año anterior. El empleo creció 19%. Pero genera incertidumbre el constante aumento del insumo clave, que promedia 6% mensual en dólares

La industria de la maquinaria agrícola exhibe niveles de producción en crecimiento, pero también en materia de generación de empleo. Los valores a comparación del año anterior exponen variables alentadoras, aunque el sector admite preocupación por la falta de previsibilidad en cuanto al precio del acero, insumo clave para la elaboración de cada producto.

De acuerdo al último relevamiento provincial, el crecimiento en materia de producción es del 31,9% en mayo pasado en comparación a igual período del 2020. Pero además, sólo en el segundo trimestre el aumento fue del 26,9% en comparación al segundo trimestre del año anterior. Y en generación de empleo propiamente dicho, los valores superan el 19%.

La pandemia sólo generó 10 o 12 días de “parate” productivo ni bien se inició con el aislamiento, a principios del año 2020, ya que la actividad fue excluida de las restricciones. La decisión del gobierno coincidió con la campaña, pero además permitió con el cumplimiento de compromisos de entrega asumidos por los industriales. En la actualidad, con niveles de producción en alza, se mantienen las medidas de seguridad respetando los aforos y burbujas para justamente evitar contagios masivos que terminen impactando en la productividad.

“Los contagios no se generan dentro de las fábricas. Incluso, aquellas entidades que llevan un detalle de los casos se empiezan a desarrollar los días miércoles o jueves, lo que indica que fue durante el fin de semana previo; la mayoría de las empresas trabajan con normalidad”, sostiene Luciana Mengo, presidenta de la cámara que nuclea a los fabricantes.

En diálogo con este medio, admitió que existe “mucha demanda de trabajo” a punto tal que en algunos casos el sector metalmecánico “incorporó personal en plena pandemia, lo que no deja de ser alentador” y termina de reafirmar los índices provinciales. La particularidad se da en algunas poblaciones pequeñas donde los empresarios debieron recurrir a localidades cercanas en busca de personal calificado para poder cumplir con los compromisos.

“Lo que es producción y venta no se detuvo, sino que se mantuvo e incrementó, aunque financieramente no es igual porque hubo algunos problemas en la logística de materiales. El trabajo no cesó y la inversión dentro de las empresas tampoco”, detalló Mengo.

Acerca de la accesibilidad a los insumos, principalmente del acero, admitió que no existe “un escenario claro, principalmente en cuanto al precio. Estamos tratando de no perder ventas, y el problema del acero es algo que ocurre a nivel mundial. En lo que va del año tenemos un incremento mensual del 6% en dólares, entonces uno cotiza y se hace muy difícil llevar adelante”.

Mengo remarcó que las fábricas de manera productiva “funcionaron bien”, aunque financieramente “estamos tratando de hacer lo mejor posible para no caer en las malas. Se cotiza una máquina a tres o cuatro meses, que si bien se puede encajar en soja, si el aumento está en dólares, todo arrastra entonces termina generando complicaciones”. De igual manera expuso cierto grado de optimismo al interpretar que “viendo cómo está en general el sector productivo en el país, no deberíamos quejarnos”.

Con relación al abastecimiento del acero, recordó que hubo “un pequeño problema de abastecimiento en el primer trimestre del año, por lo que efectuamos reuniones con los responsables. Como todos sabemos es monopólico, y hubo una promesa de regularización. El problema es a nivel mundial por la demanda, a los que se le suman la pandemia, inconvenientes gremiales, producción. Ahora pareciera que está regularizado el abastecimiento de materia prima; no vemos especulación detrás de todo esto pero sí es un problema serio”.

La mayor preocupación sigue siendo “el aumento permanente, porque no sabemos cuál es el techo. Hoy estamos vendiendo equipos o máquinas que vamos a entregar dentro de 60 días o más, y es mucho tiempo entre la operación y la entrega”.