actividad económica |

La recaudación provincial cayó en términos reales por freno en la actividad

Bajo el título “Cae la recaudación” el informe mensual de diciembre del Ministerio de Finanzas de la Provincia advierte sobre un cambio de tendencia que se lo adjudica a la desaceleración de la actividad económica cuya raíz se inició a mediados del año pasado con la crisis desatada tras la renuncia del exministro de la Nación, Martín Guzmán.

La recaudación total de diciembre de 2022 fue de $99.186 millones, lo que significa un crecimiento nominal del 86% respecto al mismo mes del 2021. Si se descuenta la inflación estimada, la recaudación experimentó una caída del orden del 2%, de acuerdo a los datos del informe.

Allí se detalla que en diciembre los recursos de origen provincial crecieron un 69% interanual en términos nominales, lo que implica una pérdida del 11% en términos reales. Dentro de ese capítulo, Ingresos Brutos, que explica el 77% de la recaudación provincial, aumentó 76% interanual en términos nominales, lo cual equivale a una caída real del orden del 7%. Por su parte, Sellos, que tiene una participación del 11% en la recaudación propia, muestra una variación negativa del 18% en términos reales respecto de diciembre de 2021.

En tanto, los impuestos patrimoniales, con una participación del 9% en la recaudación provincial, cayeron aproximadamente un 27% en términos reales respecto de diciembre del 2021.

“Hay que tener en cuenta que la actualización de estos impuestos se dispuso a finales del 2021 en base a una inflación proyectada para el 2022 que terminó siendo muy inferior a la registrada. En el caso del Inmobiliario, el incremento nominal fue de apenas el 37% que implica una caída, descontada la inflación, del 28%. Esto está explicado por el incremento del 31% del Urbano y del 47% en el caso del Rural, ambos en términos nominales. Por su parte, el Automotor presenta un incremento nominal del 43% que implica una caída del orden del 24% en términos reales”, explica el trabajo.

Por otra parte, los recursos de origen nacional registraron en diciembre del 2022 un incremento del 97% en términos nominales respecto al mismo mes del 2021. Descontada la inflación, implica un incremento del orden del 4% interanual. Allí se aclara que para explicar este comportamiento “son claves las disposiciones que implican el adelantamiento de los pagos del Impuesto a las Ganancias”.

Por su parte, el IVA neto de devoluciones creció a un ritmo interanual del 89% en términos nominales, en línea con la inflación del período. La recaudación de Ganancias, por su parte, creció un 117% interanual en términos nominales, presentando un incremento real del orden del 14%. El incremento de Ganancias se explica, principalmente, a partir de dos medidas dispuestas por AFIP. La primera es la que dispuso adelantar, en el caso de grandes empresas, el pago de las cuotas del impuesto determinado.

La segunda medida con impacto en el adelantamiento del pago del impuesto es la disposición que fija una percepción extra del 25% en el caso de consumos efectuados en moneda extranjera por un monto mayor a US$300.

Conclusiones

“Concluido el 2022 y evaluada en perspectiva, la recaudación muestra un cambio de tendencia en la segunda parte del año. Desde la salida de la pandemia y hasta mediados del año 2022 se observa una importante recuperación de los ingresos públicos. Si bien se registraron oscilaciones a lo largo de esos meses, los incrementos respecto al mes anterior fueron siempre positivos y relativamente altos. En promedio, la variación real en la recaudación fue del orden del 11% interanual”, señaló el informe de Finanzas.

Sin embargo, “esto cambia a partir del mes de agosto de 2022, momento en que se produce un replanteo de la política económica en el ámbito nacional. El Gobierno dispuso una serie de medidas a los fines de abordar los riesgos de aceleración inflacionaria. La estrategia logró contener la escalada inflacionaria (que se mantuvo en torno al 5% mensual) pero impactó negativamente en la actividad económica”, advirtió el informe de Finanzas.

Y concluye: “Bajo este nuevo escenario macroeconómico se produjo una desaceleración en el crecimiento de la recaudación. En los últimos cinco meses del 2022 las tasas de variación interanuales de la recaudación bajaron a un promedio del 3% en términos reales y en diciembre por primera vez en los últimos dos años la variación fue negativa”.

El aletargamiento de la recaudación en los últimos 5 meses y la caída en diciembre hubiesen sido mayores de no mediar el adelanto extraordinario del Impuesto a las Ganancias a las sociedades. Si no se considera este adelanto que impactó en los meses de octubre, noviembre y diciembre, la variación interanual promedio para los últimos cinco meses del 2022 hubiese sido de apenas el 1%, en tanto que para el mes de diciembre la caída se hubiese ampliado al 6%.