acuerdo | alcohol | Argentina

"Nuestras principales capacidades están guardadas para la fase de mitigación"

Jorge Berredo, coordinador de la sede principal del Centro de Operaciones de Emergencias, explicó las tareas que deben cumplir las FFAA durante la pandemia

La emergencia que gira en torno a la pandemia de coronavirus ha hecho que las diferentes fuerzas vivas del Estado se alisten para enfrentar este difícil y complejo momento sanitario que viven el país y el mundo.

Las Fuerzas Armadas (FF.AA.) es una de las tantas instituciones que fueron llamadas a desplegarse en todo el territorio nacional para vencer al Covid-19.

El general de brigada del Ejército Argentino y uno de los coordinadores de la sede principal del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Jorge Berredo, explicó en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA cuáles son aquellas tareas que deberán cumplir durante los próximos días en el marco de la emergencia.

Protección civil

Berredo detalló que el rol de las Fuerzas Armadas en dicho esquema busca cumplir con una de las misiones que les son subsidiarias: brindar protección civil, apoyo y asistencia a la comunidad ante una catástrofe.

“Esencialmente, el Ejército tiene una organización y un despliegue territorial que permiten estar presente y complementar con su logística y su despliegue a las necesidades que surjan, tanto sanitarias como sociales”.

Si bien las fuerzas que dependen del Ministerio de Defensa de la Nación -a cargo de Agustín Rossi- se encuentran involucradas desde hace semanas, el general de brigada señaló que una de sus principales capacidades está guardada para cuando comience la etapa más preocupante de la pandemia: la fase de mitigación.

“Podemos decir que nuestras principales capacidades están reservadas para la fase de mitigación, cuando de alguna forma la pandemia ejerza su punto culminante”, dijo al respecto.

Durante estos días, la institución militar por excelencia en Argentina -con sus diferentes frentes- llevó a cabo diferentes tareas en pos de colaborar con la situación de emergencia. Entre tantas labores, acompañaron con la repatriación de argentinos varados en el extranjero; la producción de insumos esenciales para proteger a la comunidad y al personal de la salud (fabricación de barbijos, cofias, sábanas, camisolines, alcohol en gel, entre otros elementos); patrullaje en zonas delimitadas y el despliegue de recursos sanitarios, tarea que llevaron a cabo -por ejemplo- cuando debieron operar logísticamente en el traslado de aparatología hacia el Hospital San Roque de la capital cordobesa.

Más detalles

Según Berredo, el abordaje del Ejército Argentino oscila entre tres planos: el nacional, el provincial y el municipal.

En referencia a la provincia de Córdoba, mencionó que “es una de las tantas zonas de emergencia en donde se encuentran las Fuerzas Armadas para, de alguna forma, satisfacer las demandas de las provincias”.

Quien posee uno de los rangos más altos dentro del Ejército detalló que la profesión les provee de “una capacidad propia para planear, organizar, dirigir y coordinar acciones en el ámbito de una crisis”.

Berredo destacó que es necesaria la disciplina que aportan las Fuerzas Armadas, ya que se trata de “una problemática muy compleja y un desafío que requiere de todas las fuerzas vivas”.

Quien coordina la sede central del COE resaltó la sinergia mancomunada y multidisciplinaria que le aportan las distintas profesiones a dicho dispositivo.

El referente de las Fuerzas Armadas no se mostró preocupado por la cantidad de personas, más bien, resaltó su productividad. “Más que hablar de hombres, creo que se trata de hablar de una construcción de soluciones de acuerdo a la naturaleza y a la demanda que vaya surgiendo para ir controlando el problema”, cerró.