Villa María | aerca | peressutti | locales

Comercios: la Auditoría General y Aerca proponen renegociar pacíficamente deudas por alquileres

La cámara regional y el organismo público lanzaron en conjunto un programa para mediar entre propietarios e inquilinos de locales comerciales

La Auditoría General de Villa María y la Asociación de Empresarios Región Centro Argentino (Aerca) lanzaron un programa para intermediar y renegociar pacíficamente deudas por alquileres que sostienen los comercios de la ciudad.

Desde la asociación regional presidida por Juan Carlos Jacobo manifestaron -comunicado mediante- que “la emergencia sanitaria por Covid-19 sigue dejando entrever un sinnúmero de consecuencias que deberán afrontar los pequeños comercios y las pymes, sobre las que es necesario echar mano cuanto antes”.

“Dado el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado desde mediados de marzo, los comercios debieron cerrar sus puertas y recién esta última semana pudieron restablecer parte de su actividad de manera online o telefónica”, describieron.

El tema de los alquileres es a modo de mediación. Queremos conversar y buscar la forma de que haya una quita en los alquileres, por lo menos por estos meses y quizás algún mes más

La cámara regional de empresarios y el organismo público a cargo de Alicia Peressutti se pondrán desde hoy a disposición de inquilinos y propietarios de locales comerciales para mediar -cuando sea necesario- en asuntos vinculados a deudas por pagos de alquileres.

“Aerca nos llamó para trabajar juntos como lo hace la Defensoría del Pueblo de Río Cuarto con la cámara de comercios de esa ciudad”, señaló en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA Alicia Peressutti.

“El tema de los alquileres es a modo de mediación. Queremos conversar y buscar la forma de que haya una quita en los alquileres, por lo menos por estos meses y quizás algún mes más”, agregó la funcionaria local.

Peressutti explicó que las experiencias previas fueron “muy buenas” y que se han logrado grandes acuerdos con trabajadores del sector inmobiliario y propietarios de locales.

“La situación es muy crítica. Nosotros no buscamos que se difiera la deuda para más adelante, sino que se reconozcan y descuenten estos meses que pasaron”, evidenció.

“Pedimos piedad desde marzo por seis meses. El comercio no puede trabajar y tampoco hay consumo”, cerró.

Lo que se lee ahora