Villa María | agilizar | cit | efectivo

La estafa bancaria es uno de los principales fraudes cometidos en lo que va del año

Se trata del "phishing", un ardid utilizado por ladrones para obtener los datos de accesos bancarios y sustraer dinero. En segundo lugar, se encuentra el robo de identidad para la utilización de tarjetas de crédito

Desde que comenzó la pandemia crecieron de manera sostenida los medios virtuales para realizar transacciones para evitar el contacto entre personas y por las restricciones de atención presencial en bancos, comercios, organismos e instituciones, se produjo un marcado traslado a la virtualidad.

En ese marco, según la Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen (AALCC) el fraude a través de medios informáticos en Argentina es uno de los delitos que más ha crecido en el transcurso del año 2021.

Las consultas entre el primero de enero último y el 5 de junio se incrementaron un 65% en comparación con el mismo período de 2020. Se confirmó así, la tendencia creciente de estafas en línea, principalmente con instrumentos financieros, que comenzó a finales de 2019.

Villa María no quedó exenta de estos casos y comenzaron a incrementarse las denuncias por este tipo de robos, ¿Cuáles fueron las principales alternativas de fraude?, a través de un estudio realizado por el equipo de ITAE, Agencia de Marketing digital, liderado por Marcos Vega titular del CIT (Clúster de Impulso Tecnológico, Región Centro Argentina), los casos más denunciados tienen que ver con compras de productos en portales no validados o redes sociales, como así también robo de información a través de llamadas y phishing (conjunto de técnicas que persiguen el engaño a una víctima ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza, para manipularla y hacer que realice acciones que no debería realizar), sin dejar afuera el fraude bancario.

Cabe aclarar que en los últimos 60 días, la Fiscalía de Instrucción Subrogante de la Ciudad de Córdoba, ante la recepción de numerosas denuncias, advirtió a comerciantes sobre el incremento de maniobras delictivas conocidas como “Fraude mediante DEBIN” (Débito Inmediato), un mecanismo concebido por el BCRA en el año 2017 para agilizar transacciones y eliminar el uso de dinero en efectivo, pero que ha sido utilizado para realizar estafas.

Este escenario también fue propicio para que crecieran los hackeos en las redes sociales. Días atrás se conocieron casos de robo de identidad en Facebook e Instagram. Este medio replicó la denuncia pública de una comerciante que daba cuenta del hackeo de su cuenta comercial de Instagram por la cual recibió amenazas y pedido de dinero, como así también la estafa a otras personas suplantando la identidad de la mujer. Pocos días después, se conocía una situación similar de un joven villamariense que denunciaba de manera pública el robo de contraseñas de sus redes sociales personales, las cuales estaban siendo utilizadas para estafar a contactos y conocidos, le solicitaban dinero a cambio para devolverle el control de las plataformas, advirtiendo que una denuncia en la departamental local no causaría ningún efecto en el retorno de las mismas.

¿Qué paso en Whatsapp?

El titular del CIT, Marcos Vega, manifestó que en los últimos meses se conoció una nueva alternativa de fraude: “escribirte desde el número de tus propios conocidos y familiares para que no sospeches. Es un ataque en cadena que comienza por tu cuenta y sigue el ataque escribiendo a todos tus contactos, y así sucesivamente” explicó.

“Para comprender, ¿A qué pertenece el código que te piden?” indicó Vega, “para proteger tu cuenta, la aplicación de WhatsApp envía una notificación cuando alguien intenta registrar una cuenta con tu número de teléfono. Por esto, es importante que no compartas el código de verificación con nadie. Sin ese código, ninguna persona que intente verificar tu número podrá completar el proceso de verificación y usar tu número en WhatsApp” señaló.

El mensaje que se recibe desde un contacto propio es: "Te envié un código de 6 dígitos por error. ¿Me lo puedes pasar?" dijo el referente del CIT. Y agregó: “Si recibes este mensaje sin haberlo solicitado, significa que alguien ingresó tu número de teléfono y solicitó el código de registro”.

Precauciones

Ante el crecimiento de los fraudes cibernéticos y para poder evitar las estafas telefónicas, desde la empresa de tecnología local ITAE, se elaboraron una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de utilizar medios digitales en transacciones de datos personales o datos comerciales.

“No brindar ningún tipo de dato a terceros sobre sus cuentas bancarias o accesos a redes sociales; no acceder a link enviados por terceros vía email, WhatsApp u otras vías de contacto online; no brindar datos en forma telefónica, aunque quien se comunica tenga datos suyos, logo del banco y/o manifieste ser empleado de la institución bancaria” sostuvo Marcos Vega.

Y añadió: “es importante activar el doble factor de autentificación en todas las cuentas”.